El tenor español Plácido Domingo actúa en el escenario de la Arena de Verona para la velada de gala 'Plácido Domingo para la Arena', en Verona, Italia. Foto: EFE
El tenor español Plácido Domingo festeja mañana su cumpleaños número 80 en donde ni los escándalos de índole sexual que lo salpicaron este último año de su carrera impidieron a Domingo en seguir sobre los escenarios.

Ni los escándalos de índole sexual que han salpicado su último año de carrera han arredrado a Plácido Domingo de seguir sobre los escenarios a sus 80 años, que cumple este jueves con un intenso calendario de actuaciones que lo llevará esta misma semana a meterse en Viena en la piel de "Nabucco" de Giuseppe Verdi.

Aupado a la categoría de gran voz mundial de la ópera y de la zarzuela, en su catálogo con más de 150 papeles evitó a conciencia a los villanos y en esta última etapa ha transitado además de su legendaria tesitura de tenor a la de barítono con igual solvencia

 

Estos son 8 papeles -uno por cada década de vida- que avalan su trayectoria, citados por el propio artista.

- Otello ("Otello", de Verdi): Su gran papel y su autor favorito. De Domingo llegó a decir la prensa londinense que no había otro moro de Venecia como el suyo en el mundo, gracias a actuaciones como la exhibida la primera vez que lo interpretó, a las órdenes de James Levine en 1975, o unos diez años después con Lorin Maazel como director en la Scala de Milán. 

- Cavaradossi ("Tosca", de Puccini): Su segundo gran rol y el que más veces ha interpretado, 225 desde la primera vez en 1961, a destacar la que en 1971 le llevó a debutar en la Royal Opera House de Londres y, sobre todo, la que en 1977 le abrió los ojos a la profundidad del personaje con producción de Gotz Friedrich.

- Don José ("Carmen", de Bizet): En sus palabras, es este "uno de los papeles de tenor más difíciles de interpretar". No fue un problema para él, que hasta en 182 ocasiones ha prestado su garganta a esta ópera que requiere en su primera parte una tesitura más lírica y constantemente alta en piezas como "La canción de las flores" y en su desenlace un tono más dramático y temperamental.

- Canio ("Pagliacci", de Ruggero Leoncavallo): Otro de los personajes emblemáticos de su repertorio desde el principio. La primera vez que se puso en su piel era 1966 y hasta su última interpretación, en 1999, han sido 111 las veces que ha asumido este papel "con cierto sabor de Otello".

 

- Sansón ("Sansón y Dalila", de Saint Saëns): Un papel que le dio "gran e inmensa satisfacción", así ha definido Domingo este personaje que representó por primera vez en 1965 hasta sumar 86 encarnaciones y que dirigió en Valencia hace un lustro exacto el día que cumplía 75 años.

- Parsifal ("Parsifal", de Wagner): Todo un reto para un intérprete que no entraba en los cánones del típico cantante wagneriano, pero su estreno con esta ópera en la Metropolitan Opera de Nueva York en 1991 supuso un gran éxito que repitió en 1993 en un festival concebido para el culto al compositor alemán como lo es Bayreuth.

- Simon Boccanegra ("Simon Boccanegra", de Giuseppe Verdi): Aunque en sus comienzos ejerció como barítono, Domingo hizo fama internacional como tenor y no fue hasta la propuesta de este papel en Berlín en 2009 que el español empezó a abrazar más roles en esta tesitura.

- Vidal Hernando ("Luisa Fernanda", de Federico Moreno Terroba): Su debut en su Madrid natal fue con una zarzuela, "La Gioconda" de Amilcare Ponchielli, y Domingo permaneció siempre fiel a este género español como uno de sus grandes defensores, en gran parte con este papel escrito por un autor que para más inri estuvo muy ligado a la andadura profesional de sus padres, cantantes también.

Como curiosidad, esta era además la zarzuela que había escogido dirigir en Madrid en mayo de 2020, justo antes del estallido del escándalo por acoso sexual y la posterior ola de cancelaciones, para conmemorar los 50 años transcurridos desde su debut.