Banco de México | Foto: Especial
Daniel Chiquiar, director de general de Investigación Económica del Banxico, indicó que la zona sur del país es la que presenta el mayor porcentaje de extorsiones con 18.7 por ciento del total

El Banco de México (Banxico) informó que en el primer semestre del año, un mayor porcentaje de empresas reportó haber sido víctima de extorsiones y en tres zonas del país los niveles registrados son los más altos desde que se tiene registro, situación que ocasiona un freno en su actividad.

El director de general de Investigación Económica del Banxico, Daniel Chiquiar, indicó que en la zona norte, 6.4 por ciento de las empresas encuestadas reportó haber sido víctima de extorsión, en el centro norte 7.4 por ciento y en el sur 18.7 por ciento, las cifras más altas desde el primer registro que se tiene (segundo semestre de 2015).

En el centro, la proporción fue de 7.7 por ciento, por arriba del 7.1 por ciento registrado en el segundo semestre de 2018, pero inferior a la cifra más alta que se tiene cuantificada, de 9.1 por ciento en el segundo semestre de 2015.

Durante la presentación del Reporte sobre las Economías Regionales julio-septiembre de 2019, Chiquiar explicó que de acuerdo a la información reportada por las empresas consultadas por el Banxico, en las regiones norte, centro y sur se aprecia una tendencia al alza en los reportes de extorsión desde inicios de 2018.

En este contexto, el análisis presentado sugiere que la extorsión pudiera estar afectando negativamente la actividad de las empresas no manufactureras, especialmente en la región sur.

Así, el director general de Investigación Económica del Banxico dijo que los hallazgos encontrados revelan que las extorsiones afectan más a las empresas no manufactureras, al ser las que están más expuestas al tener ventas directas en la calle.

Además, se mostró que, en la medida que las empresas sufren extorsiones, aumenta la probabilidad de que tenga un dinamismo menos favorable en su actividad.

“En el sur, la probabilidad de que una empresa no manufacturera reporte un aumento en su actividad, pasa de 47 por ciento cuando no es víctima de una extorsión a 27 por ciento cuando sí lo es; es decir, se afecta prácticamente la mitad de la probabilidad de tener una expansión en la actividad si es afectada por la extorsión”, dijo Daniel Chiquiar.