La nave pertenecía al Comité de Seguridad Nacional. AP
La nave pertenecía al servicio fronterizo del Comité de Seguridad Nacional de Kazajistán, según la fuente

NURSULTÁN, KAZ.- Al menos cuatro personas murieron ayer, cerca de la ciudad kazaja de Alma Atá al estrellarse el avión militar en el que viajaban, según informó el Ministerio para Situaciones de Emergencia de la república centroasiática.

Otras dos personas fueron trasladadas al hospital más cercano y se encuentran en cuidados intensivos, señala el comunicado ministerial, que precisó que estos son datos preliminares.

La nave pertenecía al servicio fronterizo del Comité de Seguridad Nacional de Kazajistán, según la fuente.

El An-26, que había despegado de la capital, Nursultán, con seis personas a bordo, se estrelló ayer por la tarde al intentar aterrizar en el aeropuerto de la segunda ciudad del país.

El siniestro se produjo al inicio de la pista de aterrizaje, adonde se han dirigido varias decenas de miembros de los servicios sanitarios y de emergencia, además de brigadas de bomberos.

Debido al accidente, varios vuelos con destinos nacionales han tenido que ser cancelados hasta nuevo aviso.

El presidente kazajo, Kasim-Yomar Tokáyev, ha instado a las autoridades a esclarecer la causa del accidente.