María del Valle González López. Foto: Especial
Mientras investigan una posible negligencia médica, grupos provida volvieron tendencia en redes sociales el hashtag #MurióPorAbortoLegal

Mendoza.- La muerte de una joven dirigente radical de 23 años tras aplicarse un aborto legal en un hospital de Argentina ha causado conmoción en el país, y ahora las autoridades investigan si hubo algún tipo de negligencia médica. 

De acuerdo medios locales, se trata de María del Valle González López, presidenta de la Juventud Radical de La Paz, en la provincia de Mendoza, una conocida activista y militante comprometida con la lucha feminista, quien falleció el pasado domingo en el Hospital Perrupato. 

La joven argentina había acudido el pasado miércoles al centro de salud de su localidad para solicitar interrumpir legalmente su embarazo, por lo cual le suministraron misoprostol. Sin embargo, dos días días después comenzó a sentirse mal, por lo que fue trasladada al Hospital Perrupato, donde perdió la vida el domingo 11 de abril por motivos que aún no están claros.

Apenas se dio a conocer la noticia de la muerte de María del Valle, la sospecha de una posible negligencia médica como responsable del lamentable deceso comenzó a difundirse en medios de comunicación. 

El comité mendocino Unión Cívica Radical (UCR), de la cual la joven era militante, emitió un comunicado pidiendo respeto por la pérdida, luego de que grupos provida volvieran tendencia en redes sociales el hashtag #MurióPorAbortoLegal. 

"Sabemos que a muchos poco les importa la verdad, pero se montan al circo de la especulación para enarbolar determinadas banderas ideológicas que no hacen más que sumar dolor a una familia que acaba de perder a su joven hija. Difundir y elaborar juicios de valor sobre la salud y la vida privada de María del Valle es una forma de violencia contra las mujeres", señalaron.

Por su parte, la Juventud Radical de La Paz también se despidió de su presidenta con un emotivo mensaje compartido en sus cuentas de redes sociales. 

Lamentamos informar la pérdida de nuestra querida Mari, Presidenta de nuestra juventud, tu lucha no será en vano. Te vamos a extrañar tanto. Vuela muy alto Mari", escribieron.

Se trata de la primera muerte registrada tras una interrupción del embarazo en Argentina desde que fue aprobada la nueva ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en diciembre pasado.

Investigan posible negligencia médica

Las autoridades ya se encuentran investigando el caso para esclarecer las causas que provocaron el fallecimiento de la dirigente radical, quien había sido atendida bajo los protocolos de la nueva ley.

El fiscal de Santa Rosa, Gustavo Rosa, ha iniciado la carpeta de investigación por "averiguación de muerte", aunque el caso pasará a manos del titular de la Unidad Fiscal de San Martín, Oscar Sívori. 

De momento, el Ministerio Público Fiscal está a la espera de los resultados de la necropsia realizada el domingo, que aclararán si hubo alguna negligencia médica. De ser así, el caso derivaría en un homicidio culposo o doloso, según determine el proceso judicial.

Los resultados preliminares de la autopsia señalaron que la joven habría sufrido un trastorno hemorrágico o coagulopatía, el cual derivó en un cuadro de septicemia. Ello pudo haber sido provocado por una reacción adversa al misoprostol, un medicamento considerado seguro por el Ministerio de Salud para realizar el aborto de forma ambulatoria.

Sin embargo, será necesario esperar a que se revelen los resultados completos del análisis forense y avancen las investigaciones. Mientras tanto, la conmoción se instala en un país que a finales de 2020 celebró con furor la histórica legalización de la interrupción del embarazo. 

Tal como lo estableció la nueva ley en Argentina, la interrupción del embarazo es legal y gratuita en el país, por lo que el sistema de salud está obligado a brindar información detallada sobre el procedimiento y cuidados a tomar a las mujeres que busquen someterse al procedimiento, algo que fuentes del caso reprochan que no ocurrió en el caso de María del Valle.