Podría lucir así. Foto: Especial
Esta nueva pick-up, con el nombre Courier de momento, se enfrentará a modelos como Renault Oroch, Volkswagen Tarok o Fiat Toro, que son vehículos doble propósito

POR GERARDO GARCÍA (@Gerard_GC) PARA MOTORPASION

Ford, como muchas otras marcas, reúne a sus concesionarios en EU en eventos privados —casi secretos— para mostrarles antes que a nadie los modelos que llegarán próximamente. En su evento más reciente, Ford mostró una pequeña pick-up que se lanzará en 2021 y se fabricará en México.

A diferencia de Ranger, F-150 u otros vehículos comerciales de Ford, esta nueva pick-up no adoptará una arquitectura de chasís sobre bastidor. Su desarrollo será a partir de la plataforma de un auto, muy probablemente la de un Fiesta, un Focus o quizá alguna arquitectura de origen Volkswagen.

El anuncio de este proyecto revive la conversación sobre la alianza que firmó Ford con Volkswagen a principios de 2019, enfocada al desarrollo conjunto de vehículos comerciales. No se descarta la posibilidad de que la nueva pick-up de Ford utilice una plataforma similar a la MQB A0 que Volkswagen usará para su pick-up —de dimensiones similares— en Latinoamérica, el Tarok, aunque hasta el momento no hay información al respecto.

Renault Oroch sería una de sus rivales. Foto: Especial

Ford quiere posicionarla en un rango de precio muy similar al de EcoSport

El objetivo de Ford con este nuevo modelo, conocido internamente como P758, es fortalecer su gama baja en Estados Unidos y llenar, de algún modo, el hueco que dejaron Fiesta y Focus cuando Ford decidió abandonar el segmento de los sedanes para centrarse en pick-ups y SUV.

Al llegar al mercado latinoamericano, esta pick-up pequeña se enfrentará a modelos como Renault Oroch, Volkswagen Tarok o Fiat Toro, que son vehículos doble propósito: con cualidades de una pick-up de trabajo y características de confort más cercanas a un SUV de uso particular.

POR GERARDO GARCÍA (@Gerard_GC) PARA MOTORPASION