Revisan. El INAH corroboró que no hubo daño en el petroglifo. Fotos: Luis Salcedo
La Secretaria de Cultura del Estado habló ante la prensa sobre el caso de la artista que orinó sobre un petroglifo, admitió fallas en el proceso que pudieron evitar la situación, aceptó su responsabilidad y aseguró que habrá cambios

La semana pasada, en medio de la controversia generada por la pieza “Ancla” que la artista Mercedes Aqui presentó en el Museo de Artes Gráficas, donde orinó un petroglifo en General Cepeda, la Secretaría de Cultura emitió un comunicado en el que señaló su postura sobre la obra.

En cinco puntos se deslindó del proceso creativo de la argentino-mexicana, aclaró que se trató de una colaboración con la Alianza Francesa de Saltillo y la Escuela de Artes Plásticas de la UAdeC, recalcó su misión de ser salvaguarda del patrimonio cultural y su apertura ante las expresiones artísticas y delega al INAH la investigación sobre si hubo daño a la pieza.

En rueda de prensa este lunes, donde se dieron a conocer detalles sobre el Festival Internacional de Guitarra de México, la Muestra Estatal de Teatro y otros proyectos de la SC, su titular, Ana Sofía García Camil ahondó en este comunicado y declaró, además, que aceptaba la responsabilidad por lo ocurrido y que habrá cambios en los procesos internos del organismo para evitar situaciones similares en el futuro.

Aclara. Ana Sofía recalcó su misión de ser salvaguarda del patrimonio cultural.

 “Yo creo que este tema que se dio fue de gran aprendizaje para todos nosotros, como Secretaría, en el sentido de que sí tenemos que revisar nuestros procesos internos, finalmente, en este temas de colaboraciones”, dijo.

Señaló que aunque no intervinieron en el proceso creativo y sólo estuvieron a cargo de la exhibición de la pieza sí debieron cuidar este aspecto “al haber tenido la precaución y haber comentado con la artista que se estaba trabajando con un patrimonio cultural”.

“Se debió haber trabajado con el INAH, anunciado con el INAH la intención de hacer tal o cual intervención, como cualquier otra intervención que involucra al patrimonio, que se ha hecho en otras ciudades donde se hacen intervenciones pero siempre bajo la protección. Nosotros como instituto tenemos que favorecer también la protección de estos espacios” agregó.

Sobre el dictamen del INAH respecto a si hubo daño a o no expresó que “ya fueron directamente a ver qué pasó con el petroglifo, lo que yo entiendo es que no hay ningún daño sobre la pieza”.

Corroboró el comunicado al asegurar que nunca han censurado a un artista pero sí “tenemos que revisar los procesos internos en este tipo de trabajos, de colaboraciones, e incluso con el artista hacer las recomendaciones pertinentes, porque nuestro trabajo es eso, la protección del patrimonio cultural”.

“Estoy analizando qué es lo que va a suceder. Voy a tomar cartas en el asunto, sí habrá consecuencias y ajustes, no sólo en esas áreas, sino en toda la Secretaría. Estamos haciendo una revisión de toda la Secretaría y eso lo daré a conocer eventualmente, cuáles van a ser las decisiones que se van a tomar a partir de esto”, expresó.

“Fue una enseñanza para nosotros. Yo asumo mi responsabilidad como cabeza de la Secretaría, independientemente de que tengo coordinadores y directores que están involucrados en el tema, pero la cabeza soy yo y en ese sentido asumo mi responsabilidad en cuanto a la exhibición de la pieza, en cuanto, también, al proceso en que llegó esa pieza ahí y en la elaboración porque pudimos haber hecho una recomendación”, continuó.

“Vamos a platicar sobre el tema, anunciaremos cuáles serán las decisiones y las nuevas disposiciones que haremos, porque también tendremos que hacer procesos nuevos hacia el interior y hacia el exterior”, concluyó.