Foto: Twitter
La diputada federal por Nayarit exigió a las redes sociales que sean congruentes con sus políticas de seguridad, esto luego de sufrir una campaña de difamación, fakes y calumnias

Las redes sociales no han tratado del todo bien a una de las diputadas más bellas e inteligentes en la Cámara de Diputados; Geraldine Ponce llegó el pasado a lunes a ser tendencia nacional pero no por sus capacidades, sino por calumnias y difamaciones.

Y es que tras darse a conocer que el presidente de México Andrés Manuel López Obrador dio positivo al COVID-19, una serie de mensajes difamatorios comenzaron a darse entre la diputada de a penas 26 años de edad, como que ella también se había contagiado directo de AMLO.

Después de mantenerse casi todo el día en las tendencias de búsquedas, la legisladora lanzó un serio reclamo tanto a Twitter como a Instagram por permitir campañas oscuras de desprestigio y difamación con noticias faltas que estuvieron circulando en la red.

“Es momento de erradicar estas agresiones. Facebook hizo cambios en sus políticas, pero previo a eso hubo miles de mujeres cuyas vidas fueron trastocadas por este tipo de violencia, sin embargo, siguen ocurriendo y, lamentablemente, hay quienes hasta las celebran o hacen humor en torno a ellas. #YaBasta. En instagram no se quedan atrás. Los comentarios y mensajes de calumnias y acoso son constantes. Y no solo vienen de hombres.

"Seguimos limpiando las redes sociales de basura", externó.

Sobre Twitter indicó que los intentos de @TwitterSeguro para combatir el acoso que permiten en su plataforma, “revisen la tendencia actual con mi nombre y dense cuenta de las agresiones que las mujeres vivimos, el uso y robo de mis fotos para fines calumniosos. ¿TwitterSeguro?”, indicó la diputada sumándose así a lo que en un sinfín de ocasiones publicó también Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.