Cartel. Del Montaje del trabajo de Tristana que se estrenará en la ciudad bajo la dirección de Mabel Garza. Foto: Cortesía
La puesta en escena de la directora Mabel Garza está a semanas de su estreno y en VANGUARDIA entrevistamos a su dramaturga, Tristana Landeros, sobre su inspiración y las implicaciones de envejecer entre el rock, el punk y el metal en nuestros días

¡No te lo pierdas!
‘Perros Contradictorios Devoran mi Cadáver’
Estreno Viernes 8 de junio
Centro Cultural Casa La Besana
20:00 horas
General: $100 Preferencial: $80

Cuando Tristana Landeros comenzó a escribir el libreto de “Perros Contradictorios Devoran mi Cadáver” tomó un riesgo al alejarse de los temas que antes había tratado en sus textos —la violencia imperante en el México actual— y se decantó por algo muy personal: la escena underground de la música.

En entrevista para VANGUARDIA, la dramaturga potosina  contó sobre sus fuentes de inspiración en estos géneros musicales, cómo desde 2013 le ha dado difusión a su texto para que sea montado y lo mucho que significó para ella que Mabel Garza haya creído en su obra, además de las expectativas que tiene para esta puesta en escena, a estrenarse en junio.

“Tenía la intención de retratar un mundo que frecuento muy seguido, que se alejara completamente de las obras que había escrito anteriormente”, comentó, “y que Mabel se haya interesado en la obra para representarla se me hace bastante arriesgado y me da gusto que haya tenido el valor de hacerlo”.

Los Perros Contradictorios es una banda de punk con más de 50 años de trayectoria, lo que no implica que hayan tenido el éxito que les hubiera gustado. Sus miembros, ahora en la tercera edad, están buscando de nuevo hacer despegar su proyecto, pero ya con el tiempo a cuestas no todo es tan sencillo como piensan.

Autora. Tristana Landeros muestra con humor negro una realidad que se vive hoy en día . Foto: Cortesía

A pesar de que esta obra retrata una realidad ciertamente triste y decadente, Tristana comentó que no es su objetivo recargar la narración de drama. “Siempre trato en mis obras de usar humor negro y que las cosas no se carguen mucho a la tragedia completamente, o a lo desfavorable, sino que dentro de la decadencia pueda haber una cierta belleza”. 

“Me basé en muchos conocidos que son más grandes que yo y que no han cambiado su estilo de vida desde que son jóvenes, entonces cómo sobrellevan esta vida que a veces no está muy bien vista por los que envejecen tradicionalmente”, explicó

Porque en la sociedad una vez que las personas crecen ya no es bien visto por el resto que conserven actitudes del pasado, hay que progresar, seguir; el niño ya no debe comportarse como bebé, el adolescente como niño, el adulto como adolescente y ni se diga de los ancianos.

“Hasta cierta edad está bien visto hacer ciertas cosas”, expresó la escritora“, después ya no te puedes vestir o tener ciertas actitudes porque ya se ve mal, es como si tu vida acabara a los 50, ya no puedes hacer otra cosa”.

Aunque agregó que estas reglas sociales no aplican a ciertos grupos. “Creo que mucha gente que se dedica a las artes tiene una vida muy fuera de la sociedad tradicional y rompen las barreras de lo que es envejecer según el canon social mexicano”.

“El mismo gremio teatral a los actores de cierta edad ya les dan otros papeles, de abuelitos, o en decadencia y ya no tienen los mismos roles que una obra de teatro hecha por jóvenes y para jóvenes”, agregó.

Sin embargo, esto es sólo el síntoma de algo mucho más profundo, de una discriminación hacia las personas de la tercera edad, que en la mirada del resto son más una carga que un miembro productivo de la sociedad.

“Algunos dicen que es muy social, porque hablas de un grupo de personas que ya no tienen oportunidades de ningún tipo. Sin empleo, si no tienen familia no hay quien se haga cargo de ellos, no son personas rentables para un sistema porque ya no produces, ya no rindes”, explicó Landeros.

Coincide con esta perspectiva de sus lectores pero recalca que el texto es personal. “Los demás ven una obra más comprometida socialmente y yo lo veo como algo más personal”, 
comentó, “yo estoy compartiendo una parte de mi mundo, lo conozco y aunque los demás no tienen obligación de conocerlo ahora ya es más aceptado. Creo que es el momento cultural para que la obra se estrene”.

Foto: Cortesía

Porque para ella estos géneros musicales suelen pasar desapercibidos ante el resto del mundo y considera que de haberse puesto en escena en el pasado no habría recibido tanta atención como ahora lo hace y esto lo adjudica a que el rock, el punk, el metal y sus más grandes representantes se han vuelto más populares en años recientes.

“Esta obra la empecé a escribir en 2010 y la terminé como en 2011, le hice ajustes hasta que en 2013 tuve la versión final, en esa época el underground no era visto, y ahora con todos estos revival del rock and roll, del glam, el metal, finalmente, con estos conciertos y festivales, hay un mercado que emerge de espectadores interesados en estas temáticas”, explicó

Agregó que sus conocidos y amigos que forman parte de esta contracultura se identifican mucho con la obra y esto la ha motivado a seguir escribiendo sobre ella.

“Tengo una serie de cuentos que desarrollé a partir del ambiente underground, aunque no con los mismos personajes. De la música, los eventos, la gente que asiste a estos lugares y ahí tengo más material como un testimonio de primera mano”, comentó.

Tristana no ha tenido la oportunidad de ver un ensayo de la obra, pero ya con el cartel y el video promocional que está circulando en redes, comentó que está más que emocionada por acudir al estreno.

“Parece como si estuviéramos muy conectadas, Mabel y yo, y eso que no nos conocemos en persona”, comentó entre risas, “yo estoy muy contenta, de la confianza que ha tenido en mi y en el texto y pues yo sólo le puedo corresponder con toda la libertad para que ella monte el texto y haga sus ajustes y dirija a los actores y los lleve como crea conveniente para hacerla más sólida en escena”.

Es increíble cómo alguien que no conoces y no te conoce, a partir del texto está recreando todo tan fielmente, sobre todo porque es un mundo que sí conozco”, agregó.

También compartió que la gran mayoría de sus lectores son público que no tiene interés profesional en la dramaturgia, leen sus textos por placer, y eso le parece muy interesante.

Agregó que aunque existe mucho apoyo por esta puesta en escena también tiene sus detractores.

“Hay quienes me dicen que con todo lo que está pasando en el país, montar una comedia no es apropiado. Pero creo que también podemos contar que hay un gran sector de la sociedad que está olvidado”, concluyó.