GUARDIA CIVIL ESPAÑOLA
Ana Marilú Reyna, nacida en Monterrey, es acusada por captar voluntarios para actividades terroristas

MADRID.- La justicia española ordenó este martes el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Ana Marilú Reyna Castillo, la mexicana detenida el lunes en Madrid por incitar a la yihad y captar voluntarios para actividades terroristas.

El auto judicial describe el proceso de radicalización de la mujer, nacida en Monterrey, Nuevo León, en 1979 dentro de una familia católica, hasta convertirse en una presunta participante en una red dedicada a “actividades de captación, adoctrinamiento, adiestramiento o formación, dirigida a la incorporación de otros a una organización o grupo terrorista o a la perpetración de delitos terroristas”.

Reyna adoptó el nombre musulmán de Hajar en 2010 mientras vivía en México. Hace seis años se casó con el marroquí Aziz Zaghnane y se instalaron juntos en la localidad de Pinto (Madrid), donde tuvieron dos hijos. 

En palabras de la juez Carmen Lamela, la mujer, “partiendo de una imagen que podría decirse occidental, en un periodo de tiempo relativamente corto, ha pasado a destacar por una importante transformación, con una estética rigorista con los preceptos más radicales del islam”. 

Zaghnane fue investigado durante meses por la policía española, fue detenido en mayo de 2016 y enviado a la cárcel por la misma jueza por un delito de captación de terroristas. Durante su captura, la policía encontró computadoras que, luego de meses de analizarlos, supuestamente incriminan también a su esposa.

Ante la “peligrosidad” de los delitos que se le imputan y la posibilidad de que destruya pruebas para evitar las altas condenas con las que podría ser castigada, la juez decretó el ingreso de la mujer en prisión. 

Expertos en yihadismo explican, sin embargo, que este tipo de delitos son muy difíciles de probar, y que casos similares al de la mexicana se suelen resolver con la exculpación. 

INVESTIGACIÓN
> Hajar contaba con una gran influencia en círculos musulmanes en México y América Latina.
> Se servía de este buen nombre para difundir propaganda radical. 
> Investigadores destacan perfiles en Facebook de contenido yihadista, archivos de audio incitando al martirio, imágenes que alientan a la yihad femenina, correos electrónicos sospechosos firmados por Hayar R.
> Además de fotos de armas y otros elementos de propaganda del Estado Islámico, grupos de chat y reuniones por videoconferencia en los que la mexicana actuaba como coordinadora.