Estados Unidos anunció que no recibirá ni permitirá permanecer en el país a estudiantes extranjeros cuyas clases sean completamente en formato virtual el próximo año escolar. Foto: Tomada de Internet
Estados Unidos anunció que no recibirá ni permitirá permanecer en el país a estudiantes extranjeros cuyas clases sean completamente en formato virtual el próximo año escolar

La Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) demandaron al gobierno de Donald Trump en un intento por bloquear su plan para impedir que estudiantes extranjeros con visas tipo F1 y M1 reciban clases en línea este otoño y que en caso de no registrarse en clases presenciales deben irse del país o afrontar un proceso de deportación.

El lunes la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) anunció un cambio al reglamento y dijo que prohibirá que los estudiantes universitarios internacionales se queden en Estados Unidos si las clases en su escuela se ofrecen completamente en línea debido a la pandemia del covid-19. En ese caso no podrán quedarse en el país a menos que se transfieran a otra universidad y tomen un porcentaje de clases de forma presencial.

El anuncio de la medida, de acuerdo con el presidente de Harvard, Lawrence S. Bacow, es "cruel" y vino "de la nada". "Creemos que la orden de ICE es una mala política pública y que es ilegal", dijo Bacow en un mensaje a los estudiantes.

Estados Unidos anunció que no recibirá ni permitirá permanecer en el país a estudiantes extranjeros cuyas clases sean completamente en formato virtual el próximo año escolar para evitar contagios de COVID-19.

El gobierno de Donald Trump “no otorgará visas a los estudiantes matriculados en escuelas y/o programas que sean completamente por internet durante el semestre de otoño (boreal) y los guardias fronterizos no les permitirán ingresar al país”, dijo el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

Los estudiantes que ya se encuentran en Estados Unidos, “deben abandonar el país o tomar otras medidas, como inscribirse en una escuela con cursos presenciales para mantener su estatus legal”. Si no lo hacen, se arriesgan a ser sometidos a un proceso de expulsión, señaló el ICE en un comunicado.

Cuando los establecimientos opten por un modelo “híbrido”, deberán certificar que sus estudiantes extranjeros están matriculados lo más posible en cursos presenciales para mantener sus derechos de residencia. Estas excepciones no serán autorizadas para estudios de inglés o capacitación profesional.

“La crueldad de la Casa Blanca no tiene límites”, criticó de inmediato el senador Bernie Sanders, exaspirante a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

“Los estudiantes extranjeros se ven obligados a elegir entre arriesgar sus vidas en las aulas o ser expulsados”, dijo.

Con información de Univisión y Animal Político