Foto: Especial
Esto ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con los arrendadores para el pago de renta y debido a que no han recibido ingresos

En junio cerrarán definitivamente sus puertas entre mil 500 y hasta 2 mil 500 locales, que representan entre 9.3 y hasta 18 por ciento de las 14 mil tiendas que operan dentro de centros comerciales, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con los arrendadores para el pago de renta y debido a que no han recibido ingresos desde hace casi ocho semanas que permanecen cerrados, alertó la Unión de Retailers de México (URM).

“Estimamos que se cerrarán entre mil 500 y 2 mil 500 tiendas entre junio y julio, lo que representa casi un millón de metros cuadrados que quedarán vacantes, más los que se acumulen en los siguientes meses por los vencimientos de contratos de arriendo de más tiendas que no generen más que pérdidas”, contestó URM.

En México hay más de mil 290 centros comerciales que significan un área abrupta rentable (ABR) superior a los 27 millones de metros cuadrados, de acuerdo con la firma de análisis de Georesearch.

Desde que se dictó la emergencia sanitaria el 31 de marzo, la asistencia a los centros comerciales se desplomó más de 70 por ciento, pues lo único que permanece abierto son los autoservicios y farmacias.

“Prácticamente todas las tiendas ubicadas en los centros comerciales han dejado de operar, y por ende dejaron de recibir ingresos hace ya varias semanas. A nivel general, cualquier cadena de retail cuenta con reservas de capital que solo les permite sobrevivir por unas cuantas semanas sin ingresos”, señaló Jorge Lizán, director general de Lizan Retail Advisors.

‘Comida rápida’ se ‘enfría’ 

Los restaurantes negocian individualmente con sus arrendadores, pues se trata de franquicias o pequeños emprendedores de la zona, dijo Jorge Yarza, socio de asesoría financiera marketplace México-Centroamérica de Deloitte.

A pesar de que los restaurantes buscan subsistir con el envío a domicilio, solo 15 por ciento de estos negocios lo implementaron, sin embargo, sus ventas no sustentan los gastos que tienen, por lo que incluso 30 mil locatarios ya bajaron cortina indefinidamente, alertó Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Alsea, operadora de Starbucks, Vips, Burger King, entre otras, reportó en abril una caída en ventas de 67 por ciento, y mantiene cerradas 40 por ciento de sus 2 mil 263 puntos de venta, la mayoría de éstas en centros comerciales donde buscó negociar costos.

“Estamos en negociaciones con nuestros propietarios sobre la reducción de alquileres y ya hemos logrado importantes ahorros, llevamos 113 millones de pesos”, adelantó en conferencia con analistas Alberto Torrado, presidente ejecutivo de Alsea.

Por su parte, CMR, operador y dueño de marcas como Sushi Itto, Olive Garden, Red Lobster, entre otros, cerró 58 unidades, 32 por ciento de sus restaurantes, por estar dentro de los centros comerciales.