Foto: Especial
El INE y el TEPJF, dijo el senador morenista, “sólo están incurriendo en violaciones graves a la Constitución, al violar derechos humanos de quienes aspiran a ser votados en una elección democrática”

El senador Ricardo Monreal opinó este viernes que el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) realizan una “abierta agresión” contra Morena al castigar sólo a candidatos de ese partido por omitir gastos de precampaña.

Tras la acusación, Ricardo Monreal reiteró que se debe realizar una reforma electoral para evitar que se vuelvan a cometer abusos, arbitrariedades o violaciones a los derechos humanos.

“Los 49 candidatos y candidatas eliminados todos son de Morena. Ningún otro partido ha sido sancionado con esta actitud y con esta agresión anti-Morena. Los 49 son de Morena, ninguno del PRI, ninguno del PAN, ninguno del PRD, ninguno de MC. Todos son de Morena”, acusó Monreal.

El senador retomó el caso de Mónica Rangel, aspirante de Morena a la gubernatura de San Luis Potosí, a quien el INE consideró retirarle la candidatura por haber omitido sus gastos e ingresos de precampaña. Sin embargo, este organismo decidió sólo aplicar una multa económica.

Monreal defendió la trayectoria de Mónica Rangel y argumentó que no se puede eliminar el derecho a ser votados, tal como sucedió, dijo, con los excandidatos de ese partido a las gubernaturas de Michoacán y Guerrero.

“(Mónica) puede correr la misma suerte que estas violaciones a los derechos humanos por el abuso y por las arbitrariedades del órgano electoral (…) como lo hizo con 48 compañeros más”, opinó.

Hasta el momento se han eliminado 48 candidaturas a diversos puestos de elección popular por la omisión en la entrega de reportes de gastos en precampañas. Entre ellas destacaron las de Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón Orozco, quienes eran candidatos a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, respectivamente.

El INE y el TEPJF, dijo el senador morenista, “sólo están incurriendo en violaciones graves a la Constitución, al violar derechos humanos de quienes aspiran a ser votados en una elección democrática”.