Un hombre camina por una tienda Huawei este jueves en Taipei, Taiwán. Foto: EFE
Panasonic y Toshiba suspenderán el suministro de componentes para la empresa china, mientras que la multinacional de diseños de chips ARM, con sede en el Reino Unido, día instrucciones a sus empleados para que se suspendan los negocios con Huawei.

El grupo tecnológico japonés Panasonic suspenderá el suministro a la empresa de telefonía Huawei de ciertos componentes sujetos a las restricciones impuestas al fabricante chino por parte de Estados Unidos, informó el diario Nikkei.

"Los productos afectados son limitados y casi no habrá impacto en las ganancias", reveló a dicho diario un representante de Panasonic, que por el momento no ha emitido ningún comunicado al respecto.

Panasonic suministra a Huawei componentes para sus teléfonos móviles, algunos de ellos fabricados por empresas japonesas que usan para su manufactura tecnología estadounidense, por lo que se cree que esos componentes en cuestión serían los afectados, aunque no se han ofrecido más detalles al respecto.

El Gobierno de Estados Unidos decidió la semana pasada vetar el acceso de Huawei a su tecnología, así como a productos fabricados en el extranjero si la proporción de contenido derivado de la tecnología estadounidense excede el 25 % del valor de mercado.

Un cliente revisa un teléfono Huawei en una tienda de la marca en Bangkok, Tailandia. Foto: EFE

La noticia se conoce un día después de que este miércoles los tres principales operadores de telefonía móvil de Japón, NTT Docomo, Softbank y KDDI anunciaran la interrupción de pedidos del modelo Huawei P30, cuyo lanzamiento en el país está previsto para verano, y el aplazamiento del lanzamiento del más reciente P30 lite

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei aseguró que su cooperación con Panasonic sigue siendo "normal" y negó que la firma japonesa vaya a suspender el suministro de ciertos componentes al fabricante chino.

"Panasonic es un socio de cooperación importante para Huawei y ambas partes trabajan juntas en muchos ámbitos", dijo la compañía tecnológica china en un comunicado en el que rechaza las declaraciones de un representante de la firma nipona recogidas por el diario Nikkei de que vayan a suspender el suministro a Huawei en consonancia con las restricciones impuestas por Estados Unidos.

Asimismo, Huawei agradece a la compañía japonesa y a los suministradores internacionales que "apoyan el desarrollo" de la empresa china.

Un cliente revisa su teléfono delante de un anuncio de la marca de teléfonos móviles Huawei en una tienda de la marca en Bangkok, Tailandia. Foto: EFE
  • Toshiba suspende sus envíos de componentes a Huawei

El grupo Toshiba decidió interrumpir el envío de componentes electrónicos a la firma china Huawei para cumplir con las disposiciones anunciadas la semana pasada por Washington, informó hoy el diario financiero Nikkei.

La información no especifica los productos cuyos envíos serán suspendidos, que son fabricados por una de sus filiales, pero Nikkei sostiene que la compañía suministra a Huawei discos duros, semiconductores y sistemas de procesamiento de datos a alta velocidad.

Una mujer usa un teléfono móvil en una tienda de Huawei, este lunes en Pekín, China. Foto: EFE

Toshiba, según Nikkei, está investigando si algunos de los aparatos o componentes que envía a Huawei tienen piezas fabricadas en Estados Unidos. La firma reanudará los envíos una vez revise ese tema.

La decisión de Toshiba se conoce después de que informara de lo mismo la firma nipona Panasonic, que también suspendió sus propios envíos a Huawei.

  • Multinacional de diseño de chips ARM suspenderá los negocios con Huawei

La multinacional de diseños de chips ARM, con sede en el Reino Unido, dió instrucciones a sus empleados para que se suspendan los negocios con Huawei, revela la cadena pública británica BBC, tras acceder a documentos internos de la firma.

ARM, dedicada a los semiconductores y al desarrollo de software, ordena paralizar "todos los contratos activos, respaldar derechos y cualquier compromiso pendiente" con Huawei y sus subsidiarias a fin de cumplir con la orden comercial reciente del Gobierno de Estados Unidos.

Una persona sostiene el modelo Honor 20 fabricado por la compañía china Huawei. Foto: AP

Los diseños de ARM, que tiene ocho oficinas en Estados Unidos, forman la base de la mayor parte de procesadores de aparatos de telefonía móvil del mundo.

En un documento interno al que tuvo acceso la BBC, la compañía de fabricación de chips señaló que sus diseños contienen "tecnología de origen estadounidense".

Como consecuencia, ARM considera que le afecta el veto impuesto por la administración de Donald Trump a las compañías tecnológicas estadounidenses para que no hagan negocios con el gigante de telecomunicaciones de China Huawei.

ARM, que tiene su base en Cambridge (Inglaterra) y emplea a 6,000 trabajadores, era considerada como la mayor firma tecnológica del Reino Unido hasta que fue adquirida en 2016 por un fondo japonés.

En un comunicado, la firma explicó que está "cumpliendo con las últimas regulaciones del Gobierno de Estados Unidos", si bien declinó hacer más comentarios.

Los empleados de ARM fueron informados de la decisión el pasado día 16 a raíz del anuncio hecho por el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

La BBC pudo acceder a documentos internos en los que también se indicaban las implicaciones del veto estadounidense.

Según uno de esos documentos, se pedía a los trabajadores de ARM que suspendieran todo tipo de interacción con Huawei y sus subsidiarias.

También se recomendaba a los empleados que enviaran una nota al gigante chino, señalando que debido a una "situación desafortunada", no podían "proporcionar apoyo, entregar tecnología (bien software, códigos u otras actualizaciones), involucrarse en discusiones técnicas o hablar de asuntos técnicos con Huawei, HiSilicon u otras de las entidades nombradas" por Estados Unidos.