Steve Bannon, exasesor del presidente de EU, Donald Trump aseguró que Huawei "es una gran amenaza de seguridad nacional, no solo para EU, sino para todo el mundo". Foto: AP
En referencia a Huawei, Bannon aseguró que "es una gran amenaza de seguridad nacional, no solo para EU, sino para todo el mundo".


Steve Bannon, exasesor del presidente de EU, Donald Trump, aseguró hoy que la orden ejecutiva que prohíbe a las empresas de EU usar equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías que supuestamente intentan espiarles es mucho más importante que un acuerdo comercial entre Pekín y Washington.

"Es un tremendo asunto de seguridad nacional para Occidente", aseguró en entrevista telefónica con el diario hongkonés South China Morning Post, al que afirmó también que esa orden de Trump "es diez veces más importante que salirse del acuerdo comercial".

En referencia a Huawei, Bannon aseguró que "es una gran amenaza de seguridad nacional, no solo para EU, sino para todo el mundo".

"Vamos a cerrarla", apostilló el ideólogo nacionalista estadounidense, conocido también por su vinculación a los movimientos populistas.

Según el rotativo hongkonés, Bannon no dio detalles sobre los supuestos riesgos de los productos de Hauwei, que esta semana se han visto amenazados por la decisión de la empresa tecnológica estadounidense Google de retirar las licencias de uso de sus aplicaciones a la empresa china.

Steve Bannon, exasesor del presidente de EU, Donald Trump aseguró que Huawei "es una gran amenaza de seguridad nacional, no solo para EU, sino para todo el mundo". Foto: AP

"El siguiente paso - agregó Bannon - es cortar todas las ofertas públicas de venta (IPOs) y desenmarañar todos los fondos de pensiones y compañías de seguros en EU que proveen capital al Partido Comunista de China".

Bannon opinó que habrá "una gran jugada en Wall Street para restringir el acceso a mercados de capital a las empresas chinas" hasta que acepten una reforma de su sistema económico, como pide EU.

Lograr que China acometa esas reformas que EU considera fundamentales son el motivo, según el exasesor de Trump, de la actual "guerra económica".

"No creo que se vaya a resolver rápidamente. Es el comienzo de un proceso largo y duro. He dedicado mi vida a esto. Es lo que hago 24 horas al día. Vamos a mantener una presión implacable", concluyó.

Pekín y Washington se encuentran enzarzados en una guerra comercial que comenzó en marzo de 2018, pero que se ha caldeado de manera significativa en las últimas semanas, con la imposición de aranceles a nuevos productos chinos por parte de EU, y una medida similar por la parte china en respuesta.

El caso Huawei -cuya directora financiera, Meng Wanzhou, se encuentra en Canadá en libertad bajo fianza y pendiente de extradición a EU por su supuesta violación de las sanciones estadounidenses a Irán- es solo una más de las batallas que están librando en los últimos meses las dos mayores economías del planeta.