Foto: Especial
Alina Garza aseguró que ningún entrenador ni deportista le ha comentado acerca de algún llamado ante las autoridades por las tres denuncias interpuestas por mujeres que señalan al entrenador que continúa inhabilitado

Según la directora del Instituto Estatal del Deporte, Alina Garza Herrera, hasta el momento el Instituto no tiene conocimiento de los llamados para declarar ante la Fiscalía General de Coahuila en torno al caso de presunto abuso sexual en contra de menores por parte del entrenador de atletismo Martin “N”.

En este sentido, la funcionaria aseguró que ningún entrenador ni deportista le ha comentado acerca de algún llamado ante las autoridades por las tres denuncias interpuestas por mujeres que señalan al entrenador que continúa inhabilitado.

“Nadie ha referido nada, no nos han citado, nosotros solo estamos coadyuvando y así vamos a seguir, muy pendientes de cualquier cosa que solicite la autoridad”, refirió la también deportista.

 

“Como nosotros no somos la materia competente en las denuncias, estamos a espera de la resolución de las autoridades para luego nosotros ya dar la solución final en el caso de nosotros. Por lo tanto, como medida precautoria está en estatus de suspensión”, aclaró la dirigente estatal.

Alina Garza señaló que desde que el entrenador fue inhabilitado y retirado de las instalaciones del Estadio Olímpico, se le dejó de depositar su sueldo como parte de la plantilla del Inedec, así mismo, aseguró que se le retiró su beca de resultados, aunque no detalló a cuánto ascendía el ingreso del entrenador acusado de abuso sexual por tres corredoras.

El 22 de junio VANGUARDIA dio a conocer que Martín “N”, entrenador de atletismo de alto rendimiento, fue denunciado penalmente por tres de sus atletas, quienes lo acusaron de abuso sexual. Por los señalamientos formales, la Fiscalía General del Estado abrió tres carpetas de investigación en contra del instructor.

Una de las víctimas acudió al Centro de Justicia y Empoderamiento de las Mujeres, el pasado 3 de junio, e interpuso una denuncia en contra de su entrenador ante el Ministerio Público por abuso sexual.

Las otras dos atletas, quienes son menores de edad, fueron atendidas en la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia, a principios de este mes, y posteriormente interpusieron denuncias formales ante el fiscal por el mismo delito.