Ildefonso Guajardo, exsecretario de Economía / Foto: Cuartoscuro
El exsecretario de Economía destacó la designación de Jesús Seade como representante de la transición en las renegociaciones del hoy denominado T-MEC

El exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo, reapareció públicamente este martes en el foro Energy México 2019, en donde contó que la llegada de Jesús Seade al equipo negociador del TLCAN tras las elecciones del 1 de julio ayudaron a terminar con un periodo de tensión con la delegación estadounidense.

Guajardo contó que Robert Lighthizer, líder negociador por Estados Unidos, tenía incertidumbre sobre el rumbo que podrían tomar las negociaciones después de la elección en México y ante un eventual triunfo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Estábamos en esas discusiones cuando se viene la elección y era clarísimo que al ‘endurecer la pierna’ para fortalecer la posición de México el tiempo estaba llegando al posible cambio de poder”, dijo.

“Un negociador como Lighthizer estaba en una postura de 'para que me desgasto deteniéndome en mayo con este individuo (Guajardo) que no sabe lo que pasará. Mejor me espero’, y para Washington era lo correcto. ¿Quién le iba a garantizar que lo negociado por mi iba a ser aceptado por una nueva administración de un partido político distinto?” dijo.

Señaló que tras la victoria de AMLO en la elección y la designación de Jesús Seade para representar al Gobierno de transición en las negociaciones, se logró terminar con dicha tensión. Agradeció a Seade por la visión aportada para lograr el acuerdo, hoy denominado Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“No pudo haber mejor designación que alguien que sumó con una muy buena visión a ese proceso, entendiendo que parte de lo negociado iba a sufrir modificaciones pero dando viabilidad en la transición a lo que ya habíamos concretado”, dijo el exsecretario de Economía.

“Me da mucho gusto hoy como exsecretario escuchar a Jesús ahora que le toca ‘vender el camello a él’, y lo está haciendo muy bien”, concluyó.

Hay que convencer al medio político de EU sobre la importancia del TMEC: Seade

Es vital transmitir el mensaje a los políticos estadounidenses sobre la importancia que tiene el T-MEC en función de empujar la ratificación en los congresos del país vecino, indicó Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Tenemos que convencerlos, transmitir el mensaje de que juntos somos más fuertes, es un mensaje que está muy claro entre el público, las empresas, los medios productivos, pero no en los medios políticos, hay que llevarlo para allá".

"Tenemos que buscar la ayuda de los amigos de las empresas con intereses en el libre comercio norteamericano, pero también nosotros estirar el brazo, tratar de alcanzar, hablar con los cuerpo políticos y transmitir el mensaje de que estamos en esto para el bien de los dos países”, dijo Seade al ser entrevistado en el marco del Energy México 2020.

Asimismo, el funcionario de la SRE consideró que el cierre de gobierno que está en vigor en Estados Unidos desde finales de diciembre no es muy relevante para los tiempos de ratificación del TMEC.

“Sólo es relevante en la medida que sigue envenenando el ambiente político entre el congreso demócrata y el presidente, eso es muy malo, pero en cuanto tiempos no es algo que sea muy significativo porque el TMEC no se ratifica en dos meses, y de los dos meses ya perdimos un mes, ‘uy qué horror’, pero no, no se va a ratificar en dos meses ni en seis, es para la segunda mitad del año, es algo de seis meses, doce meses, y siendo ese el caso el perder un mes no es en sí muy importante”, agregó.

Sobre los aranceles estadounidenses a las exportaciones de acero y aluminio mexicanos que aún están en vigor, el embajador consideró que es fundamental que se retiren en función de dejar el terreno libre para que pase el acuerdo.

“Yo creo que sí es fundamental que se retiren, desconozco qué medidas se estén introduciendo ahora, es algo que sí es muy importante, no es algo que estemos manejando nosotros, pero sí es fundamental, no se puede concebir que se pase el tratado ni en EU ni en México sin sacar esa piedra del zapato primero”, concluyó.