Regla. La nueva norma permie a los agentes deportar en “fast track” a los indocumentados.
Ya no llevarán ante jueces a migrantes; los expulsarán de inmediato

SAN DIEGO, EU.- El gobierno del presidente Donald Trump anunció ayer que expandirá ampliamente la autoridad de los agentes de inmigración para deportar a migrantes sin que se les permita comparecer primero ante un juez.

Este es el segundo gran cambio en las normas de materia migratoria en los últimos ocho días.

Desde ayer, las deportaciones aceleradas podrán ser aplicadas a cualquier persona que lleve menos de dos años en el país de manera ilegal. Previamente dichas repatriaciones se limitaban principalmente a las personas que eran arrestadas casi inmediatamente después de cruzar la frontera con México.

Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional, describió la extensión a nivel nacional de la autoridad de “retiro expedito” como un nuevo intento del Gobierno federal de atender la “crisis actual en la frontera sur”.

Las autoridades federales no cuentan con espacio para mantener detenidas a la “gran mayoría” de las personas arrestadas en la frontera con México, lo que ha provocado la liberación de cientos de miles de personas a las que se les entrega un citatorio para asistir a un tribunal, comentó McAleenan. La directriz sobre la nueva política será publicada en el diario oficial, el Federal Register.

McAleenan Dijo que los agentes de Seguridad Nacional que cuenten con esta nueva autoridad de deportación repatriarán a los inmigrantes que están ilegalmente en el país más rápido de lo que lo hacen las cortes migratorias del Departamento de Justicia, en donde los casos pueden tomar años en resolverse.

“Se prevé que el pleno uso de la autoridad legal de retiro expedito fortalecerá a la seguridad nacional, reducirá el número de ingresos ilegales, y garantizará la expulsión rápida de extranjeros detenidos en Estados Unidos”, dijo McAleenan a los medios.

900 MIL CASOS migratorios están pendientes en tribunales de EU.