Archivo
La profesora interpuso un recurso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial en contra del INE

Ciudad de México. La candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez, impugnó la omisión del Instituto Nacional Electoral (INE) en resolver la queja que presentó para que cesaran los actos de violencia política por razón de género, ejercidos en su contra.

La profesora interpuso un recurso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial (TEPJF), en contra del INE, el cual se declaró incompetente de conocer este asunto y lo dejó en manos del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

Planteó que hubo una “omisión injustificada” de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del instituto, que el 13 de abril remitió a otra instancia esta queja.

El lunes pasado, la abanderada de Morena denunció antes el INE haber sido víctima de diversas agresiones verbales de los presidentes nacionales del PAN, Ricardo Anaya y del PRI, Enrique Ochoa, así como del ex presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

En el recurso de revisión entregado hoy al INE, la abanderada de Morena explicó que no está motivada esta respuesta, dado que es clara la competencia de la citada Unidad Técnica y demás órganos del Instituto.

Argumentó que si la violencia política por razón de género no está acotada al territorio del Estado de México, sino que se extiende a otras entidades federativas, entonces la Comisión de Quejas del INE
es competente para atender su solicitud a fin de que se active el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres, a través de la adopción de medidas cautelares.

Recordó que tanto Anaya como Ochoa Reza hicieron estos señalamientos en la ciudad de México, mientras Calderón Hinojosa utilizó su cuenta de Twitter para enviar un mensaje de violencia machista por razones de género, que se replicó en medios de difusión nacional.

Gómez Álvarez consideró como una irregularidad que la autoridad electoral no la haya emplazado ni a los denunciados para que comparecieran a una audiencia de pruebas y alegatos dentro de las 48 horas siguientes a la admisión de la denuncia.

Por tanto, pidió a la Sala Superior del Tribunal Electoral estudiar y pronunciarse de inmediato sobre la solicitud de medidas cautelares presentadas a fin de hacer cesar los actos de violencia política en que incurrieron los denunciados, así como ordenar a la autoridad administrativa electoral, integrar y resolver en su oportunidad la queja planteada.