Candidatos. Exigieron que la consejera presidenta Gabriela de León, les respete y cuide a la ciudadanía. LIDIET MEXICANO
Coronavirus le pega a independientes, quienes ven complicado lograr firmas requeridas y un riesgo salir a pedirlas

MONCLOVA, COAH.- Masías Menera Sierra, Luis Enrique Muñoz, Héctor Manuel Garza Martínez y David Huerta Montemayor, aspirantes a una candidatura independiente en la elección para renovar el Congreso del Estado este 2020, dijeron que el Instituto Electoral de Coahuila no les ha dado indicaciones sobre sus actividades de pre campaña en medio de la contingencia por COVID-19; situación que les ha disminuido su captación de firmas al uno por ciento.

En rueda de prensa indicaron que ellos recaban firmas de ciudadanos a través de un celular para registrarse como candidatos independientes, como es bien conocido por la sociedad, sin embargo por las indicaciones de la Secretaría de Salud, no pueden hacer contacto directo con personas, no saludar de beso o de mano, mucho menos utilizar un celular que lo manipulan decenas de personas.

EN LA INCERTIDUMBRE

Aseguran que el IEC no les ha dado indicaciones para que sigan con sus actividades de pre campaña sin poner en riesgo a la ciudadanía o a sus mismos equipos de trabajo y familia.

“Hemos estado en una precampaña obteniendo el apoyo ciudadano, nos hemos estado enfrentando a esta crisis directamente, por que nosotros necesitamos de ese apoyo ciudadano, esa captación de firmas”.

“Desgraciadamente estamos siendo afectados en nuestro proyecto por la misma situación, no es una situación que la haya creado alguien, si no que es una pandemia a nivel mundial pero estamos exigiendo que las autoridades electorales nos pongan atención, no hemos recibido ni una notificación para guiarnos en qué acciones tenemos que implementar para salvaguardar a la ciudadanía”, comentaron a los medios.

De no lograr la candidatura por esta situación, los precandidatos a la diputación local impugnarán el proceso electoral, donde externarán que hay otras arbitrariedades en el Instituto Electoral de Coahuila como la depuración de firmas por una mesa de revisión.