Foto: Especial
FCC Construcción tiene operación en más de 30 países que le generan el 45 por ciento de sus ingresos totales

MÉXICO.- A través de un comunicado, el Banco Mundial inhabilitó por dos años a la española FCC Construcción, controlada por el empresario Carlos Slim por presuntas prácticas fraudulentas y colusorias detectadas en la anterior administración.

El Banco Mundial decidió que además la constructora deberá pagar una multa de 5.5 millones de dólares y durante el periodo de dos años no podrá participar en licitaciones de proyectos financiados por el organismo internacional o alguno de sus organismos de financiamiento y deberá comprometerse a colaborar con las investigaciones y mejorar su programa de cumplimiento de integridad.

“La inhabilitación a FCC Construcción para participar en proyectos y operaciones financiados por instituciones del Grupo Banco Mundial, es parte de un acuerdo de conciliación en virtud del cual la empresa no impugna la culpabilidad de las prácticas sancionables subyacentes, que ocurrieron bajo una estructura accionarial anterior, y acuerda cumplir con las condiciones corporativas específicas de cumplimiento como condición para la liberación de la inhabilitación”, expuso el comunicado emitido por el Banco Mundial.

El Banco Mundial informó que estos movimientos sospechosos se dieron durante dos procesos de licitación en el marco del Proyecto de Recuperación Ambiental y Control de Inundaciones del Río Bogotá en Colombia.

El organismo dijo que el periodo de inhabilitación podría disminuir o perdonarse si el consocio “se compromete a continuar desarrollando y mejorando un programa de cumplimiento de integridad consistente con los principios establecidos en las Pautas de cumplimiento de integridad del Grupo del Banco Mundial. Se compromete a seguir cooperando plenamente con la Vicepresidencia de Integridad del Grupo del Banco Mundial, además de pagar una restitución por un monto de 5.5 millones de dólares a las autoridades colombianas”, destacó el Banco Mundial.

La empresa tiene operación en más de 30 países que le generan el 45 por ciento de sus ingresos totales. En Latinoamérica, sus operaciones significaron el 6 por ciento del total de ingresos en 2019. En México, Grupo Slim tiene el control mayoritario desde 2016.