ESPECIAL
De acuerdo con la ley que accionaba durante los años en los que se pidió la información tomando en cuenta incluso averiguaciones previas, la desaparición forzada era exclusivamente cometida por autoridades

El consejo del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información Pública, resolvió un recurso de revisión contra la Fiscalía General del Estado, luego de que un ciudadano informó que dicho órgano no le dio acceso a la información sobre los casos de desaparición forzada en la entidad, clasificándolos como reservados.

En la pregunta expresa de la que se derivó el recurso 22/2020, el ciudadano deseaba conocer las denuncias de particulares por casos de desaparición o desaparición forzada de 2007 a 2018, mismas que respondió están bajo la clasificación de reservadas.

De acuerdo con la ley que accionaba durante los años en los que se pidió la información tomando en cuenta incluso averiguaciones previas, la desaparición forzada era exclusivamente cometida por autoridades.

Al respecto, las autoridades en la solicitud de acceso a la información respondieron al ciudadano que la información se encontraba con carácter de reservada, sin presentar ningún tipo de argumento legal.

Sin embargo, de acuerdo con el comisionado Luis González Briseño, propuso revelarle al ciudadano la información solicitada dado que las desapariciones forzadas son crímenes de lesa humanidad y no son sujetos a reserva, al igual que delitos de actos de corrupción.

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza