Foto: La Jornada
El presidente Andrés Manuel López Obrador fue abordado por representantes de la Organización 12 Pueblos Originarios de Tecámac, los cuales están en contra del nuevo aeropuerto

Tecámac, Mex. La camioneta en la que viajaba el presidente Andrés Manuel López Obrador fue detenida por algunos momentos por parte de la Organización 12 pueblos Originarios de Tecámac, justo a su salida de la base aérea militar de Santa Lucía, luego de haber dado inicio a las obras de construcción del nuevo aeropuerto.

Un grupo de 20 militares tuvieron que maniobrar para abrir paso al convoy presidencial conteniendo a los manifestantes.

En punto de las 11:23 horas, tiempo local, la camioneta del mandatario salió por el acceso principal de la base aérea para dirigirse hacia la autopista México-Pachuca.

Sin embargo, al llegar al punto en donde se encontraban los manifestantes, el convoy bajó la velocidad y se detuvo mientras que los activistas aprovecharon para colocarse frente a la camioneta e impedir su trayecto. Los manifestantes le gritaron consignas contra la terminal aérea, y exigieron ser atendidos.

En un primer momento Andrés Manuel López Obrador declaró a los medios que iban a ser atendidos hoy mismo los manifestantes, en Palacio Nacional, pero ante el tumulto, de personas y medios de comunicación, la camioneta pretendió continuar su camino.

Arturo Hernández, dirigente de la Organización, junto con otros integrantes, altavoz en mano, se puso frente al vehículo, pero un grupo de militares inmediatamente hizo un cordón de seguridad, empujándolos para permitir la salida del jefe de Estado.

Por espacio de tres minutos se hizo el tumulto, y los reclamos de los manifestantes para después la camioneta pudiera retomar su camino.

López Obrador expresó: “Cuánta prensa, hay más prensa que protesta”.