Foto: Especial
Oliver Blume es investigado por la fiscalía de Stuttgart sobre posibles sobornos y corrupción y en días recientes incluso registraron las oficinas centrales del fabricante alemán en busca de pruebas y evidencia

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

El mundo automotriz ha sido sorprendido con la noticia de que el CEO de Porsche, Oliver Blume, es investigado por la fiscalía de Stuttgart sobre posibles sobornos y corrupción y en días recientes incluso registraron las oficinas centrales del fabricante alemán en busca de pruebas y evidencia que puedan vincular a Blume con posibles sobornos pagados al ex presidente del comité de la empresa, Uwe Hück.

La fiscalía de Stuttgart ha comenzado un proceso para esclarecer el caso de presuntos sobornos y filtración de información cometidos por la empresa en pagos al ex presidente del comité Uwe Hück, donde se ha visto envuelto el actual CEO de Porsche, Oliver Blume y un político local, de quien no se ha revelado su identidad.

Además de la filtración de información enviada por el político, la fiscalía sospecha que Hück recibió compensaciones excesivas y pagos desproporcionados por parte de Blume, según lo publicado por el periódico de la localidad Stuttgarter Nachrichten.

Las autoridades alemanas declararon que, al haber aprobado los pagos, Blume y otros 6 empleados de la empresa Porsche pudieron haber contribuido al mal uso de los fondos corporativos, lo que representa una falta grave por uso indebido de los fondos, que puede conducir a los empleados a sufir una pena de hasta10 años de prisión.

Foto: Especial

Por tal motivo, la policía local envió a un total de 186 agentes, inspectores y fiscales a registrar las oficinas del fabricante automotriz alemán en Zuffenhausen, Weissach, el despacho de Blume y la casa de Hück, quien no será tratado como sospechoso, sino como testigo.

Recordemos que a inicios de este año Hück anunció repentinamente su salida de la empresa Porsche, tras 35 años de laborar en la misma para dedicarse a su fundación, Pforzheim, que se dedica a ayudar a los niños y jóvenes más desfavorecidos. Tras su salida los rumores no se hicieron esperar y corrió la voz de que Huck recibió un pago de entre 400 y 500 mil euros de salario anual, por lo que las autoridades se dieron a la tarea de investigar el caso del pago excesivo.

Por su parte la empresa de autos se ha mantenido hermética ante el escándalo y únicamente han declarado que ellos están en toda la disposición de cooperar con las autoridades en pro de la aplicación efectiva de la justicia y la ley.

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO