Fue golpeada por su presunto esposo al interior del hotel “Gran Caribe”, ubicado en el kilómetro 11 del bulevar Kukulcán. Foto: Especial
Un ciudadano canadiense el responsable

Una estudiante de 23 años de edad y originaria de Saltillo, fue encontrada asesinada a golpes la mañana del sábado pasado en una habitación del hotel Gran Caribe Resort, en una exclusiva zona hotelera de Cancún. El homicidio presuntamente habría sido cometido por un ciudadano canadiense.

La joven de nombre Gabriela Jaramillo, fue atendida en un hospital privado de dicha Ciudad, y de acuerdo con el informe de los médicos fue golpeada en todo el cuerpo, principalmente en la cabeza puesto que sufrió de traumatismo craneoencefálico, después de sostener una riña con su asesino; personal del hotel fue quien la encontró en la habitación 2127.

Según informes, Gabriela habría viajado sola de Monterrey a Cancún desde el miércoles pasado. Dos de sus amigos afirman que el viaje lo había hecho sola, pues aseguran que no tenía un novio en la ciudad, sin embargo, las investigaciones apuntan a que el canadiense que le provocó la muerte era su pareja.

Foto: Tomada de Internet

Al llegar al lugar, se entrevistaron con el seguridad del hotel, quien les dirigió a la habitación 2127, donde al ingresar encontraron a una persona femenina recostada boca abajo, por lo que al valorarla la encontraron con respiración agónica, además de que se percataron de que estaba golpeada con trauma de cráneo frontal, razón por la cual dieron inicio con maniobras de reanimación pulmonar durante aproximadamente 15 minutos.

Los hechos ocurrieron a las 5:20 horas del sábado cuando personal del lugar solicitó ayuda al número de emergencia 911 para reportar que en una de las habitaciones se encontraba una mujer con heridas en su cuerpo.

Los paramédicos encontraron a Gabriela con una respiración agónica y recostada boca abajo, presentando lesiones múltiples. Durante 15 minutos el personal médico efectuó las maniobras de reanimación cardiopulmonar, aunque lamentablemente sin éxito. Posteriormente la joven fue trasladada al nosocomio privado, sin embargo, ya no contaba con signos vitales.

El hombre se identificó ante las autoridades como Kalata N, de 33 años, y fue detenido por la Policía Turística de Cancún.

Presuntamente Kalata golpeó a Gabriela en la cabeza e intentó estrangularla, según informaron los médicos que la atendieron a los elementos del Ministerio Pública. La víctima presentaba traumatismo craneoencefálico y moretones en el cuello.

Gabriela Jaramillo se hospedaba en dicho hotel en Cancún desde el pasado 19 de abril junto con al menos una persona más

El Ministerio Público Federal en Cancún es la autoridad que lleva el caso del homicidio de Gabriela y hasta el momento no han presentado ninguna fotografía del presunto homicida. Autoridades no descartan que este pueda clasificarse como feminicidio.

Testigos afirman que Kalata se encontraba dentro de la habitación y que en el momento en que Gabriela recibía auxilio, este intentó acercarse a ella, un tanto violento, incluso gritando, pero fue contenido por el personal de seguridad del hotel.

La mañana del sábado los familiares y amigos de Gabriela comenzaron a impacientarse, debido a que no respondía llamadas ni mensajes de su teléfono celular. “Ella regresaba el día de hoy (domingo) a Monterrey, de hecho nosotros el sábado le marcamos a sus celular para saber a qué hora íbamos a ir por ella pero ya nos nos contestó, lo que se nos hizo raro porque ella siempre tenía a la mano su teléfono”, explicó uno de sus familiares.