Foto: Especial
Al menos mil niños migrantes fueron devueltos de marzo a mayo, informó la Unicef; de ser expulsados, infantes podrían sufrir violencia sexual, indicó el magistrado Emmet Sullivan

Un juez de distrito estadounidense bloqueó este miércoles la expulsión de niños no acompañados sorprendidos cruzando la frontera de forma ilegal, un revés para el gobierno del presidente saliente Donald Trump, que implantó la política para limitar la propagación del coronavirus hacia Estados Unidos.

El magistrado Emmet Sullivan, del Distrito de Columbia, falló que es probable que los menores sufran un daño irreparable porque podrían sufrir violencia sexual y de otra naturaleza, así como torturas o la muerte si son devueltos a sus países natales.

Desde principios de marzo y hasta mediados de mayo de 2020, Estados Unidos devolvió al menos mil niños migrantes no acompañados a México, El Salvador, Guatemala y Honduras, según informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef.

“Covid-19 está empeorando aún más una situación negativa. La discriminación y los ataques se suman ahora a las amenazas existentes, como la violencia de las pandillas que llevó a estos niños a irse en primer lugar”, dijo la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.