Ambos equipos tienen las mejores marcas de la NFL y lucen como favoritos a llegar hasta las últimas instancias en esta campaña de la NFL. / AP
Momentos antes de que la NFL anunciara la cancelación del juego en la Ciudad de México, se supo que varios jugadores, tanto de Kansas City como de Los Ángeles, planeaban boicotear el encuentro por estar preocupados por su salud al tener que jugar en un césped de terribles condiciones

La NFL anunció mediate sus sitios oficiales en redeso sociales que el partido que se llevaría a cabo en el Estadio Azteca el próximo lunes entre los Chiefs de Kansas City y los Rams de Los Ángeles  quedó oficialmente suspendido.

Esto a pesar de que aún el día de hoy los dueños del inmueble se encontraban cambiando el pasto y haciendo reparaciones urgentes para poder llevar a cabo el encuentro.

Horas antes se había filtrado un un informe al que tuvo acceso USA Today, en el que se decía que varios jugadores tanto de Chiefs como de Rams no querían jugar el Lunes por la Noche en el Estadio Azteca de la Ciudad de México por tener serias preocupaciones sobre la calidad del pasto donde esperan que se lleve a cabo el partido.

“No es justo arriesgar nuestra salud”, dijo un destacado jugador a la cadena ESPN de forma anónima.

Hay que recordar que el fin de semana pasado, Televisa celebró en el Coloso de Santa Úrsula un concierto de su cadena de música por televisión de paga Telehit, además el Cruz Azul jugó su partido, por lo el pasto acabó en terribles condiciones.

Con esta situación, los dueños del inmueble quedaron en ridículo, ya que supuestamente se habían gastado varios millones de dólares en equipar el estadio, en la espera de un nuevo encuentro de la NFL.

El año pasado se llevó sin ningún problema el encuentro en el Estadio Azteca entre los Patrios y los Raiders.

A principios de este año, se instaló una superficie híbrida de césped sintético y natural, pero debido a las constantes lluvias, poco sol en la Ciudad de México, además del gran número de eventos que se llevan a cabo en el inmueble, el pasto nunca estuvo en buenas condiciones.

“Estamos trabajando estrechamente con el gerente de campo en el Estadio Azteca y otros para asegurarnos de que tengamos una superficie con calidad NFL para nuestro juego, y esperamos comenzar en la Ciudad de México el lunes por la noche”, dijo el portavoz de la NFL Brian McCarthy a ESPN, momentos antes de que se diera a conocer la noticia de la cancelación del juego.

El juego se trasladará al Memorial Coliseum de Los Ángeles, donde los Rams juegan sus partidos en casa, ya que el juego del lunes por la noche está técnicamente programado como un partido de local de ellos.

Con esto, lo más común en estos casos es que los miles de aficionados, que ya tienen sus boletos pagados, se les regrese el dinero.

Tanto los Chiefs como los Rams tienen marca de 9-1 y favoritos para hacer carreras profundas en la postemporada, por lo que las preocupaciones sobre la salud y la seguridad de sus jugadores fueron vitales para la toma de esta determinación.

En un comunicado oficial publicado en el sitio web oficial del Estadio Azteca, así como en sus cuentas oficiales de redes sociales, se argumenta que los daños al paso fue por la "inusial y larga temporada de lluvias, así como el calendario de eventos pre-pactados con terceros".