Foto: Internet
A través de sus redes sociales, la empresaria y modelo compartió la primera imagen de su hijo en la que se aprecia al recién nacido dormido sobre su cuna; la pareja siempre se ha caracterizado por elegir peculiares nombres

Kim Kardashian y Kanye West se han convertido en la pareja del siglo, además de tener exitosos negocios en conjunto y de transformarse en iconos de la moda, su familia es uno de los temas favoritos de los tabloides.

Este viernes la familia West Kardashian presentó a su cuarto hijo y además revelaron su inusual nombre, Psalm (Salmo) West, con el cual la pareja refleja la cercanía y su fe en Dios. A través de sus redes sociales, la empresaria compartió la primera imagen de su hijo en la que se aprecia al recién nacido dormido sobre su cuna. En muy pocas horas la imagen alcanzó cerca de dos millones de reacciones en Instagram.

En realidad, la imagen es una captura de pantalla de una conversación de los esposos, en la que el rapero mencionó el "Hermoso Día de las Madres con la llegada de nuestro cuarto hijo. Somos bendecidos más allá de lo que podemos medir, tenemos todo lo que necesitamos", escribió el intérprete de "Famous", quien recientemente se presentó en el Festival de Coachella con un extraño servicio dominical.

La peculiaridad del nombre va más allá del reflejo de las creencias religiosas del núcleo familia de Kim y Kanye. También podría ser un homenaje por parte del cantante, sobre la importancia que tiene la música en su vida.

Los salmos son canciones o composiciones poéticas de alabanza que se cantan en celebración de la religión judía y cristiana.

En una entrevista la socialicé aseguró que pensó en nombrar al sexto integrante de su familia, Robert como su padre y su hermano, sin embargo, se arrepintió de hacerlo y prefirió esperar a la llegada del bebé para poder elegir un nombre adecuado que fuera un reflejo de su personalidad.

Hace un par de días, la pareja celebró su quinto aniversario de casado, y para festejar a su familia integrada por Kanye y sus hijos North, Saint y Chicago, Kim lanzó una línea nueva de cosméticos inspirados en su felicidad.