La mujer estudio enfermería y nació en una familia de clase media. Foto: Especial
En sus últimas publicaciones en redes sociales Claudia Berenice Ochoa Félix publicó un agradecimiento a una de la hijas de Guzmán Loera por un regalo que recibió horas antes de su muerte

Usuarios de redes sociales con acceso a la cuenta de Instagram de Claudia Berenice Ochoa Félix mostraron las últimas publicaciones de la "Emperatriz de los Ántrax". La primera fue un video que compartió en su stories horas antes de su muerte.

El video inicia con una canción dedicada "a dorian d.e.p era un rey", quien murió en 2011, posteriormente se observan imágenes de un lugar llamado Bistro Marina en el que hace tomas a botellas de alcohol, vasos con hielo y posteriormente se observa a la mujer de 35 años mostrándose ante la cámara.

En otra publicación, también realizada horas antes de su muerte, por el regalo de una sudadera de la marca "Chapo 701" de Alejandrina Guzmán, hija del Chapo Guzmán.

"Muchas gracias Alejandrina por mi sudadera muy buena calidad me encantó", escribió la "Emperatriz de los Ántrax".

La publicación tiene más de 1,200 comentarios, pero al tratarse de una cuenta privada, no es posible leerlos.

Ochoa Félix, falleció el sábado en su casa, en el conjunto habitacional Isla Musa, en Culiacán, mientras estaba en compañía de un hombre. Durante años fue ligada a los Ántrax, una de los brazos armados del Cártel de Sinaloa.

Juan José Ríos Estavillo, fiscal general del estado, señaló que de acuerdo con los estudios que le fueron practicados al cadáver, quedó claro que la mujer murió por broncoaspiración luego de ingerir alcohol y otras sustancias.

A pesar de que a Claudia se le había ligado con el grupo armado y con su líder, conocido como "El Chino Ántrax", el fiscal de Sinaloa explicó que la joven no contaba con antecedentes penales en el estado.

Su muerte conmocionó a una parte de la sociedad sinaloense que a través de las redes sociales le ha dado el último adiós.

Foto: Especial

Ochoa Félix nació en 1987, se hizo famosa en 2013 luego que se difundieran en redes sociales fotografías suyas en las que aparece portando armas de fuego, en vehículos y residencias de lujo e incluso de viajes en el extranjero. Entonces se le atribuyó ser la "Emperatriz de los Ántrax", del que se aseguraba que se había hecho cargo luego de la caída del líder de este grupo, José Rodrigo Aréchiga Gamboa "El Chino Ántrax".

Luego de meses de rumores, en junio de 2014 y en compañía de su hermano y sus tres hijos, Ochoa Félix leyó ante la prensa un documento en el que señalaba que era víctima de calumnias y difamaciones que lo ponían en peligro.

Entonces, aseguró tener estudios en enfermería, negó tener vínculos con grupos delictivos y también señaló que no era la mujer que aparecía en las fotografías por lo que presentaría demandas judiciales contra los medios de comunicación que la habían señalado por ser la "Emperatriz de los Ántrax".

"Se me menciona como una de las mujeres más poderosas del narcotráfico y se exhiben fotos en las que ni siquiera soy yo… Estas cuentas de Facebook y de Twitter en las que me hacen referencia, no son mías, yo no las abrí", explicó entonces.

A inicios de enero del 2014 fue detenido en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, procedente de un vuelo de Sudamérica, José Rodrigo Aréchiga Gamboa.

Fue entregado meses después al Gobierno de los Estados Unidos, en donde en el mes de mayo del 2015, en una corte de San Diego, California, se declaró culpable del delito de tráfico de droga.