Foto: Tomada de Internet
Donald Trump, lanzó una acusación este lunes por la mañana contra los medios de comunicación

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, lanzó una acusación contra los medios de comunicación por el asesinato de 29 personas en dos tiroteos perpetrados el fin de semana en el país. El tuit sorprendió este lunes por la mañana a sus seguidores y quienes lo monitorean. 

"Los medios tienen una gran responsabilidad con la vida y la seguridad de nuestro país", tuiteó Trump, que añadió: "Las noticias falsas han contribuido a la ira y la rabia que se han acumulado durante muchos años. íLas coberturas de noticias tienen que empezar a ser más justas, equilibradas e imparciales, o estos problemas terribles solo empeorarán!"

No es la primera vez que el Presidente se pronuncia contra la prensa, además antes, Trump había cargado contra los inmigrantes: pidió que republicanos y demócratas "trabajen conjuntamente" en "unir" una ley de búsqueda de antecedentes con "una desesperadamente necesaria reforma migratoria". "No podemos dejar que los asesinados en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, mueran en vano, ni aquellos seriamente heridos", lanzó.

Tampoco dejó pasar la oportunidad para apuntar a la reforma migratoria: "¡Tenemos que sacar algo bueno, sino genial, de estos dos eventos trágicos!", tuiteó.

Este fin de semana, dos matanzas conmovieron a Estados Unidos. Cuando los americanos todavía estaban todavía conmovidos por la primera matanza del sábado al mediodía en el Walmart de El Paso, en la frontera con México, el domingo amanecieron con otra noticia de terror: esta vez en el noreste del país, un nuevo asesino había matado mansalva a 9 personas en un bar en Dayton, Ohio.

Fueron así dos masacres con 13 horas de diferencia, que dejaron en total 29 muertos y decenas de heridos y que encendieron el debate sobre el control de armas y las declaraciones del presidente Trump, que calificó a los tiroteos como "actos de cobardía y odio".

Así, sólo en lo que va del año ya hubo 251 asesinatos de estas características en todo el país. Y el debate más fuerte que se enciende es, en estos casos, el del control de armas.

Mientras, Estados Unidos investiga si la matanzas de Texas fue un crimen de odio. Allí, Patrick Wood Crusius,un joven sin antecedentes de 21 años, mató a 20 personas, y la fiscalía pedirá la pena de muerte.