Hace menos de dos años, tres jóvenes mexicanos se unieron para crear este sistema, que surgió con la idea de brindar planes médicos accesibles. ESPECIAL
Para evitar contagios en hospitales, diversas firmas han creado apps para ofrecer el servicio de forma remota

CDMX.- Con acceso a internet y cámara en la computadora, smartphone o tableta es posible tener una consulta médica sin salir de casa, sin la necesidad de acudir a un hospital o clínica y, en ocasiones, de manera gratuita. Los mexicanos han incrementado el uso de internet para buscar información sobre salud, de acuerdo con cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pues de 2007 a 2017 se pasó de cero a 40% de personas buscando datos sobre el tema en la red.

Por otra parte, las consultas en línea no son algo nuevo para los connacionales, quienes realizaron 107 mil 978 de éstas en 2017, lo que representó un aumento de 152% respecto a las 42 mil 874 llevadas a cabo un año antes, muestran cifras del organismo. En México el costo de las videoconsultas es de aproximadamente 500 pesos. Sin embargo, existen soluciones que son gratuitas ante la emergencia sanitaria por el COVID-19, como la plataforma Sofía Salud.

Hace menos de dos años, tres jóvenes mexicanos se unieron para crear este sistema, que surgió con la idea de brindar planes médicos accesibles para la población que no cuenta con un seguro de gastos médicos. Arturo Sánchez, cofundador de la firma, explica que adelantaron el acceso a videoconsultas a causa del COVID-19, pero en un par de meses se ofrecerá el apoyo médico completo, que incluye la opción a distancia.

“Este servicio ayuda a que la gente tenga una opinión más confiable, que es la de un internista, al tener cualquier padecimiento, también a que le pierda el miedo de hablar con los doctores”, destaca. De mayo pasado a la fecha se realizaron más de 2 mil 400 videoconsultas; los adultos mayores son quienes más recurren al uso de la plataforma. Después de la revisión, los usuarios pueden recibir recetas médicas electrónicas para adquirir los fármacos que necesiten.

Se ingresan datos como edad, peso, hábitos, y a partir de ese momento es posible tener una conversación con un robot sobre tus síntomas”.
Mark Tluszsz, cofundador de la app.

A la fecha casi 6% de las examinaciones han resultado en un caso sospechoso de coronavirus, de los cuales han derivado aproximadamente 75 contagios positivos, y se ha dado asesoría en el desarrollo de la enfermedad.

En el mercado hay otras opciones si se requieren consultas rápidas, como la aplicación K Health, creada para atender a la mitad de la población mundial que no puede ir al médico cuando enferma, destaca Mark Tluszsz, su cofundador. Considerando que hay más de 122 millones de mexicanos con un teléfono móvil, la empresa lanzó en junio pasado su aplicación gratuita K en el país.

“Es una app que existe ahora para Android o iOS. Se ingresan datos como edad, peso, hábitos, y a partir de ese momento es posible tener una conversación con un robot sobre tus síntomas”, explica.

El intercambio incluye alrededor de 25 preguntas y arroja un análisis basado en los malestares compartidos por el usuario, que son comparados con información de una base de datos de casi 4 millones de personas.

HOSPITAL CONECTADO

Los familiares y pacientes ingresados pueden comunicarse con el personal del hospital sin estar físicamente en el mismo sitio, al utilizar tanto plataformas digitales como soluciones que ya existen en el mercado y que pueden ser adaptadas para ello.

Ante la pandemia, un grupo de ingenieros mexicanos generó un aplicativo desarrollado sobre Webex, plataforma de comunicación, explicó Juan Castilleja, líder de Ingeniería para sector público en Cisco México.

La herramienta se creó después de conversar con personal del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) Ismael Cosío Villegas y conocer sus necesidades para aplicarlo en esa institución médica. Uno de los usos es la comunicación médico a médico, pues algunos están en zonas aisladas y requieren interactuar con los que no están en ese lugar.