Este martes se registró una explosión en una bodega ubicada en Beirut, donde aparentemente se almacenaba nitrato de amoniaco. EFE
Hasta la noche de este martes se ha difundió que son poco más de 70 muertos y más de 4 heridos los que se registran por este hecho

BEIRUT, LBN.-  El primer ministro libanés, Hasan Diab, declaró un día de luto nacional hoy miércoles, después de que la capital Beirut se haya visto sacudida por una fuerte explosión que causó graves daños en varios barrios y dejado un número de víctimas aún sin determinar.

La Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN) informó de que el jefe del Gobierno declaró este miércoles “día de luto nacional por las víctimas de la explosión del puerto de Beirut”.

Sin embargo, las autoridades no han ofrecido aún una cifra exacta de víctimas varias horas después de que se produjera la deflagración en un almacén de material explosivo en el puerto de la ciudad mediterránea. Mediante agencias internacionales se ha dado a conocer que más de 70 personas fallecieron y por lo menos 3 mil resultaron heridas, añadieron que hay cuerpos enterrados bajo los escombros.

Según la ANN hay “varios muertos y heridos” como resultado de la explosión, mientras que la cadena local LBCI informó de que más de 500 heridos han llegado al hospital Hotel Dieu, situado en el centro de Beirut.

La Cruz Roja Libanesa aún no ha informado del número de personas que ha atendido, pero aseguró que está recibiendo “miles de llamadas” a su teléfono de emergencia. La organización desplegó más de 30 equipos para atender a los afectados y ha pedido a las ambulancias de todo el país que acudan a la capital. Al mismo tiempo, centros hospitalarios y usuarios en las redes sociales están pidiendo donaciones de sangre urgentemente y otros afirman que los hospitales están desbordados. 

PAÍSES ÁRABES SE SOLIDARIZAN

Varios países árabes expresaron su solidaridad con Líbano y se ofrecieron a enviarle ayuda, después de la fuerte explosión que tuvo lugar en el puerto de la capital Beirut.

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, expresó a través de las redes sociales sus condolencias y simpatía con el pueblo y el Gobierno del Líbano, y deseó a los heridos una pronta recuperación y consuelo a las familias de las víctimas.

El Ministerio de Exteriores egipcio afirmó en un comunicado que sigue con “profunda preocupación” la situación y que El Cairo está comunicándose con las autoridades libanesas para conocer los detalles y enviar “toda la ayuda al país hermano en estas condiciones difíciles”.

Mientras, el vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamed bin Rashid al Maktum, envió a través de las redes sociales sus condolencias al “querido pueblo libanés” y pidió a dios que le dé paciencia y consuelo.

Por su parte, el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, conversó por teléfono con el presidente libanés, Michel Aoun, para trasladarle su pésame y también ofrecerle “todo tipo de ayuda que necesite” el país de los cedros, informó la agencia oficial de noticias QNA.

Líbano ya se encuentra sumido en una profunda crisis económica, arrastra una deuda pública de 90 mil millones de dólares, el 170 por ciento de su PIB, y en los pasados meses la libra libanesa ha perdido en torno al 80 por ciento de su valor frente al dólar. 

‘RESPONSABLES VAN 
A PAGAR EL PRECIO’

El primer ministro libanés, Hasan Diab, prometió que los responsables de la gran explosión que sacudió Beirut van a “pagar el precio”.

En un breve discurso televisado, Diab afirmó que “esta catástrofe no pasará sin responsabilidades” y que hacer justicia es la labor del Gobierno.

“Esta es una promesa a los mártires y a los heridos”, remarcó el jefe del Ejecutivo.

Dijo que se harán públicos “los hechos respecto al peligroso almacén que existía desde 2014”, sin ofrecer más detalles.

La explosión tuvo lugar en la tarde de ayer en un almacén del puerto de Beirut, donde había “material altamente explosivo confiscado desde hacía años”, según el director de la Seguridad General libanesa, Ibrahim Abbas.

La deflagración se sintió en toda la capital, sobre la que se elevó una nube en forma de hongo, un estallido y posteriormente columnas de humo de color blanco y rojizo.

La causa de la explosión todavía se desconoce. 

Con información de AP y EFE