En una cumbre virtual debido a la pandemia de COVID-19 líderes de todo el mundo celebraron el quinto aniversario del Acuerdo de París. Se comprometieron evitar que la temperatura global exceda los niveles que podrían generar consecuencias devastadoras para la humanidad.

Líderes de todo el mundo participaron el sábado en una cumbre virtual por el quinto aniversario del Acuerdo de París, que fijó el objetivo de evitar que la temperatura global exceda niveles que podrían tener consecuencias devastadoras para la humanidad.

El evento, organizado por Francia, Gran Bretaña, Italia, Chile y Naciones Unidas, verá como los jefes de Estado y gobierno de más de 70 países se comprometen a aumentar sus esfuerzos para frenar las emisiones de gases con efecto invernadero que avivan el calentamiento global.

Los expertos dicen que los compromisos presentados por la comunidad internacional mejoraron ya la perspectiva a largo plazo sobre el cambio climático, haciendo que los peores escenarios sean menos probables para final del siglo. Pero los incendios en la Amazonía, Australia y Estados Unidos; las inundaciones en Bangladesh y el Este de África y las temperaturas récord alcanzadas en el Ártico han puesto de manifiesto el impacto que tiene ya en el planeta el incremento de 1.2 grados Celsius (2.2 Fahrenheit) en la temperatura global con respecto a la época preindustrial.

El Acuerdo de París tiene como objetivo limitar el calentamiento global a menos de 2C (3,6F), idealmente no más de 1,5C (2,7F), para final de siglo.

Para lograrlo será necesario eliminar de forma gradual los combustibles fósiles y mejorar la protección de los bosques, humedales y océanos.

Estados Unidos, que abandonó el pacto en la presidencia de Donald Trump, no tendrá representación federal en el acto. Pero varios gobernadores estatales y líderes empresariales como Tim Cook, director ejecutivo de Apple, sí participarán.

El presidente electo, Joe Biden, prometió volver al acuerdo y poner al país en el camino de reducir sus emisiones a cero neto para 2050.

* ONU pide declarar emergencia climática hasta lograr la carbono neutralidad

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió hoy a los países declarar una "emergencia climática hasta que se alcance la carbono neutralidad", en su intervención en la Cumbre sobre Ambición Climática 2020, organizada junto con el Reino Unido y Francia.

En su discurso en el evento virtual, donde participaron más de 75 dirigentes y organizaciones, Guterres recordó que 38 Estados ya reconocieron "la urgencia" de la situación e instó a todos a adoptar el objetivo de reducir a cero neto las emisiones de gases contaminantes para 2050 y en un 45 % para 2030.

En el quinto aniversario del Acuerdo de París, cuando se adoptó la meta de limitar el calentamiento global a un máximo de 2ºC sobre niveles preindustriales, el experto portugués avisó de que "no se avanza en la dirección correcta" y que, "si no se cambia de rumbo", "podrían superarse los 3ºC este siglo".

La Cumbre de Ambición Climática es la antesala de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático COP26, que organizará el Reino Unido el próximo noviembre en Glasgow, tras haber sido pospuesta este año por la pandemia.

* Berlín aportará 500 millones de euros más la lucha contra el cambio climático

Alemania anunció este sábado que aportará 500 millones de euros más a financiar la lucha de los países menos desarrollados contra el calentamiento global y abogó por definir en 2021 un mecanismo que fije cómo los países industrializados van a realizar de forma predecible estas contribuciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, fue la encargada de hacer este anuncio al intervenir, por videoconferencia, en la Cumbre de Ambición Climática 2020 convocada por el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, para promover que la comunidad internacional avance hacia los objetivos del Acuerdo de París.

"Todos los estados deben poder financiar las necesarias inversiones en la protección del clima. Por eso debería haber disponible capital en buenas condiciones. Alemania quiere por eso poner a disposición 500 millones de euros extra", señaló.

No obstante, la canciller consideró necesario dar un paso más en el ámbito de la financiación de la lucha contra el cambio climático, un elemento clave del Acuerdo de París que ha causado frecuentes confrontaciones entre países industrializados y economías en vías de desarrollo.

Se trata de la cantidad que cada país debe aportar, en función de sus emisiones -también las históricas- y su capacidad, pero también con criterios de transparencia, suficiencia y predictabilidad.

"Estoy a favor de que empecemos a nivel internacional un proceso para la financiación de la lucha contra el cambio climático post-2020 y que lo concluyamos para la COP26", agregó en referencia a la próxima Cumbre del Clima, que se celebrará a finales de 2021 en Glasgow (Escocia).

Además, instó a pasar de las palabras a los hechos coincidiendo con el quinto aniversario del Acuerdo de París, el tratado internacional por el que la inmensa mayoría de países -con la excepción de EU- se han comprometido a reducir sus emisiones para que el incremento de las temperaturas no supere los 2 grados con respecto a los niveles preindustriales.

"Ponerse objetivos ambiciosos como comunidad internacional es un cosa. Alcanzarlo, otra distinta. Queremos ambas. Esa es la señal que deseo que salga de la COP26", subrayó la canciller.

Merkel, que afirmó que Alemania "es consciente de su responsabilidad" en esta lucha, recordó que su país ha decidido abandonar la energía nuclear (2022) y la térmica (2038), fomentar las renovables y que amplía a partir del año que viene el mercado de emisiones de CO2 al transporte y la calefacción.

También apuntó que, como se comprometió, Alemania aumentó su partida presupuestaria para la financiación climática hasta los 4,000 millones de euros para este año. "Y también en el futuro seguirá Alemania realizando una contribución adecuada", agregó.

En este contexto avanzó que Alemania comprometío 160 millones de euros para la Iniciativa Recuperación Verde que puso en marcha el Banco Mundial junto a varios países.

* Con información de la Agencia EFE