Investigación. La autora retoma casos reales como el suicidio de Armando Vega Gil y la muerte de Juan Gabriel.
Ana María Olabuenaga explora en su más reciente libro el fenómeno en que las masas se encargan de atacar a alguien a través de las redes sociales

A principios de año el ámbito cultural y artístico mexicano fue sacudido por el movimiento #MeTooEscritoresMexicanos, seguido de vertientes en otras disciplinas, en el que cientos de mujeres alzaron su voz y denunciaron a aquellos artistas que utilizaron su poder e influencias para abusar de ellas en distintas situaciones.

Sin embargo, como un fenómeno paralelo, la opinión pública, en especial a través de redes sociales, comenzó a atacar a los acusados sin que estos tuvieran la opción de defenderse o apelar a su inocencia y las audiencias mexicanas pasaron a ser juez, jurado y verdugo.

Estos “Linchamientos Digitales” son el objeto de estudio de la publicista y analista Ana María Olabuenaga en su más reciente libro, llamado así y publicado por Paidós este año, y en entrevista con VANGUARDIA nos habló sobre su investigación.

Te puede interesar

El libro parte con el caso del suicidio de Armando Vega Gil, bajista del grupo Botellita de Jerez, acusado en medio de este movimiento, elegido por la autora dado que “me pareció emblemático porque en su carta de suicidio lo dice, por lo menos al nivel de la investigación que yo hice, es que perfecto, es justo, es exactamente lo que iba a pasar”.

“Tengo que decir con toda la tristeza del mundo que esa carta de suicidio es correcta; que iba a estar estigmatizado, que las razones de su suicidio son perfectamente claras y que tenía razón en lo que estaba escribiendo”, continuó, “esa es la tristeza que a mí, que entiende por lo que está pasando y de hecho su suicidio termina con el movimiento, por el momento, como lo dijeron las chicas del #MeTooMúsicos; si ves las gráficas un movimiento de más de mil denuncias termina radicalmente”.

Señaló que la realización de esta investigación ha sido un proceso largo y serio, con el objetivo de obtener un grado de maestría, pero del cual se desprendió el libro como primer acercamiento a sus avances.

Con base en datos hemerográficos también incluyó el caso del periodista Nicolás Alvarado, infame por atacar la figura de Juan Gabriel al poco tiempo de su muerte.

Además reconoce que si bien el término linchamiento “no tiene un buen origen” lo toma porque “me parece que tiene muchos elementos similares a los linchamientos fácticos”. Olabuenaga destacó que este es un tema de todos y todos tenemos responsabilidad por lo ocurrido.

Ficha de libro
Título:  “Linchamientos Digitales”
Autor: Ana María Olabuenaga
Editorial: Paidós