Jardín de Niños “Guadalupe Borja de Díaz Ordaz” | Foto: Vanguardia
Denuncian una serie de irregularidades en el proceso

Esta tarde en el Centro de Justicia Penal, una juez de control aprobó la duplicidad del término para vincular a proceso a los dos acusados por el delito de violación impropia de un menor de 3 años en un jardín de niños de Saltillo.

En la audiencia inicial que se llevó a cabo de forma privada al ser un menor la víctima denunciante, fueron imputados el acompañante de música y el intendente del kínder Guadalupe Borja al ser los primeros señalados del caso, de acuerdo con las versiones presentadas por el ministerio público.

La audiencia se acreditó como privada, toda vez que al tratarse de un menor de edad, la autoridad debe proteger su interés superior, así como la dignidad y la no exposición del mismo.
 
Sin embargo, Carlos Baez el secretario del Sindicato  y la familia del músico expusieron a la opinión pública que durante el proceso que presuntamente ocurrió el pasado 30 de septiembre y hasta la fecha han ocurrido una serie de irregularidades, sin que la directiva de la escuela intervenga.

Entre ellas, expusieron que los hechos fueron denunciados como ocurridos en un día en el que no acudió el acompañante musical, además de que en el estatuto está prohibido un cargo como esos, esté al frente del grupo o con los menores sin la presencia de una educadora al no ser los responsables.

“Además, se supone que los hechos ocurrieron el 30 de septiembre y fue hasta ayer que hubo  la aprehensión; no le mostraron la orden a mi mamá ni nada de lo que estaba ocurriendo. En ese ínter, también hubo dos versiones: primero dijeron que era un niño el culpable, y después dijeron que habían sido dos personas grandes. No hay congruencia. Mi padre tiene 32 años trabajando de la misma forma”, expresó Alejandra, hija del músico trabajador del Kinder hoy acusado.

El martes pasado, los padres del menor acudieron al Congreso del Estado a pedir justicia sobre el caso, pues aseguraron que no han tenido el debido trato de las autoridades, como han sido la Secretaría de Educación con la remoción y no suspensión de la directora del plantel.

La duplicidad del plazo es un término establecido en la ley para ampliar las pruebas contra los acusados y hasta entonces poder vincularlos a proceso para que inicien un procedimiento formal ante el poder judicial.

La duplicidad del plazo terminará hasta el próximo lunes en punto de las 12:00 del mediodía citado por la juez, y hasta entonces, los imputados permanecerán bajo prision preventiva en el Cereso de Saltillo.