Foto: Twitter / Algunos usuarios cuestionaron la falta de cuidado al subir la fotografía
La visita del titular de la UIF reveló parte del armamento que resguarda al secretario de Seguridad, así como detalles en la bata que dejan al descubierto la ubicación de Omar García

Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México y Santiago Nieto Castillo, Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, tienen algo en común: se encuentran bajo amenaza de organizaciones criminales, el primero ya fue atacado y ambos posaron para una desafortunada fotografía que vulneraría la seguridad de García Harfuch.

La visita del titular de la UIF reveló parte del armamento que resguarda al secretario de Seguridad, así como detalles en la bata que dejan al descubierto la ubicación de Omar García.

El detalle no pasó desapercibido en Twitter, algunos cuestionaron la falta de cuidado al subir la fotografía, detalle que no sucedió con la visita de la Jefa de Gobierno el sábado 27 cuando registró también en redes, su paso por el hospital.

Ambos funcionarios han asestado golpes al Cártel Jalisco Nueva Generación. García Harfuch ha liderado detenciones que implican golpes a sus socios y células de narcomenudeo que operan en la ciudad de México. La Unidad Financiera que lidera Santiago Nieto, congeló a inicios de junio, 2 mil cuentas bancarias ligadas al Cártel.

Infografía El Universal

García Harfuch y Nieto bajo amenaza

En el Gobierno Federal, escuchas del Centro Nacional de Inteligencia tienen conocimiento de una conversación entre miembros del Cártel y la intención de atentar contra cuatro funcionarios de alto nivel: Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana federal, el canciller Marcelo Ebrard, Santiago Nieto y Omar García Harfuch.

El mismo García Harfuch responsabilizó al Cártel del atentado en su contra, la intención de los agresores era incendiar la camioneta en que viajaba, todo estaba puesto para terminar con su vida, pero fue la reacción de su equipo lo que lo mantiene con vida.

Golpes en 2018 a miembros de la delincuencia organizada como La Unión Tepito en 2018 y a finales de enero del 2020, dieron como resultado la detención de “El Lunares” Óscar Andrés “N” y “El Santero”, cabeza de la Unión vinculados a proceso por el delito de delincuencia organizada.

"La UIF trabajó de manera coordinada con la DEA en la definición de los objetivos de dicho operativo, con lo que se logró ubicar a un gran número de integrantes de dicho grupo criminal, así como a sus mayores operadores financieros y empresas utilizadas en el blanqueo de capitales" informó el 2 de junio, Santiago Nieto al informar del golpe asestado. 

Mil 770 cuentas bancarias congeladas, 167 de empresas y dos fideicomisos ligados al CJNG, más la extradición a Estados Unidos en febrero del hijo del líder del Cártel, Rubén Oseguera, suman los golpes más certeros a la organización criminal.