Archivo
Expertos consideraron que la meta de superávit primario pueda ser menor a la meta de 1% del PIB ante las presiones que pueda tener el gobierno federal

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mantuvo su meta fiscal de superávit primario del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) para el cierre del 2019, a pesar de las alertas que dieron las calificadoras Fitch Ratings y Moody’s sobre el futuro económico del país y las complicaciones que ello representa para las finanzas públicas del país.

Carlos Urzúa, titular de la SHCP comentó que lo ideal es tener siempre un superávit primario -la diferencia entre ingresos y gastos sin considerar el pago de intereses de la deuda- para mantener la razón deuda-PIB en 45 por ciento.

“Este año dijimos que vamos a lograr un superávit de 1% del PIB que son alrededor de 250,000 millones de pesos. Eso nos va a permitir que la razón deuda-PIB se mantenga más o menos constante”, dijo al participar en la Reunión nacional de consejeros regionales de BBVA México.

Uruzúa destacó que, así como el Banco de México (Banxico) tiene como objetivo lograr una inflación de 3%, la SHCP tendrá como prioridad mantener la meta fiscal de un superávit primario en cada año de la actual administración.

“El objetivo es, a groso modo, de que la deuda sea del orden de 45%, pónganle un punto más, un punto menos, lo cual no es mucho para estándares internacionales (...) para ello será necesario el superávit primario”, dijo el funcionario. 

Mencionó que para muchos países emergentes no es significativo este nivel de deuda, incluso, si se compara con otras economías desarrolladas como Estados Unidos, cuya deuda es de 80% de su PIB, el nivel que se contempla para México es bueno.

Prevén menor superávit 
Expertos consideraron que la meta de superávit primario pueda ser menor a la meta de 1% del PIB ante las presiones que pueda tener el gobierno federal como efecto de una desaceleración económica y menores ingresos.

James Salazar, subdirector de análisis económico de CI Banco, indicó que es probable que se vea mermada la meta de 1% del PIB, por lo que, si bien se tendrá un superávit para 2019, será menor a la meta establecida.

“Probablemente quede más cercano al 0.6 o 0.7% del PIB, lo cual es bueno, de lo que han estado haciendo hasta abril muestra que van por buen camino porque hasta han reducido los niveles de deuda, lo que les puede dar margen”, dijo en su momento.

Luis Foncerrada, presidente de True Economic Talks, ve complicado que el gobierno pueda lograr su meta de superávit primario, pues tendrá que hacer bastantes ajustes ante menores ingresos. 

A su parecer los apoyos a Pemex dejan poco margen para que el gobierno pueda cumplir su principal meta fiscal.

Gabriela Soni, gerente de inversiones de UBS asesores México, consideró que, si se siguen observando los subejercicios se podría lograr el superávit de 2019, pero para 2020 será muy complicado.