Indignante. La agresión sexual contra las mujeres que viajan en el transporte público es más común de lo que se cree. ARCHIVO
La encuesta también reveló que en el 19.64% de los episodios violentos vividos en el último año, los perpetradores mostraron sus genitales o se masturbaron frente a mujeres

Saltillo, Coahuila.- De acuerdo al estudio científico “Violencia de género contra las mujeres usuarias del transporte público en Saltillo, Coahuila” el 52.21% de las mujeres que utilizaban combis en Saltillo durante 2020 reportaron haber sido manoseados con intenciones sexuales durante el trayecto.

“Yo también he vivido lo que todas las mujeres que conozco han vivido. No quiero llamarlo normal, pero de alguna manera se considera normal para nosotros", expresó Luisa, una estudiante de 22 años.

Quien al narrar su experiencia como usuaria del transporte público en Saltillo para dicho estudio, señaló agresiones desde miradas lascivas, silbidos y guiños, de conductores y pasajeros, a comportamientos más violentos, como toques inapropiados y hombres exponiendo sus genitales o masturbándose.

El estudio publicado en una Revista de Estudios de Género, por la autora saltillense Diana Infante Vargas, también plasma en el apartado la “Geografía del miedo” que el 68.09% de las usuarias ha enfrentado este tipo de acosos desde que empezó a utilizar el transporte público.

“El mismo patrón puede identificarse con otras conductas violentas que van desde insultos o palabras despectivas contra ellas mismas o contra otras mujeres, con un 45.01% que informó haber experimentado esto en el año anterior”, concluyó en el estudio tras encuestar a las usuarias.

Mientras que el 18.17% de las participantes de la encuesta también manifestaron haber enfrentado bofetadas en los glúteos diciendo que esto había ocurrido en el último año y un 28.97% desde que comenzó a usar el transporte público.

Finalmente, un comportamiento aún más violento, como ser obligado a realizar acto sexual fue reportado por el 1.8% de las participantes en el último año y 4.26% históricamente.

La encuesta también reveló que en el 19.64% de los episodios violentos vividos en el último año, los perpetradores mostraron sus genitales o se masturbaron frente a mujeres.

Este número aumentó al 29.3% cuando se le preguntó si esto había sucedido alguna vez desde que los participantes comenzaron a usar transporte.

“La relación entre estas respuestas confirma lo que ha sido un secreto a voces para las mujeres en Saltillo que utilizan el transporte público: cuanto más utiliza el transporte público, mayor es la posibilidades de ser acosado, manoseado, tocado o agredido”, consideró la autora en el artículo.

Para algunas mujeres, este problema va más allá, agregó, pues según la encuesta, para el 14.6% de las mujeres, estos episodios de violencia y acoso ocurren en todos o la mayoría de los viajes que hacen en transporte público.

Destacó que para el 33.4% de las participantes, este comportamiento ocurre más de dos veces por semana, y la recurrencia de estos episodios contribuye a la normalización de la problema, al trazar patrones generales en las experiencias de VBG de las mujeres en el transporte público en Saltillo.