Procesado. Alejandro N. incluso embarazó a una de las menores que atacó sexualmente. ESPECIAL
En el juicio el Ministerio Público especializado en juicio oral presentó las pruebas científicas que demuestran la participación del imputado en “los aberrantes actos sexuales”

CELAYA, GTO.- Un hombre fue condenado a 178 años de prisión en un juicio oral por su culpabilidad en los delitos de violación espuria, violación genérica calificada y aborto, en agravio de dos menores de edad.

El sentenciado, Alejandro “N”, utilizó chantaje emocional, coerción, engaño y manipulación para fomentar una relación habitual incestuosa con las dos menores, señaló la Unidad de Atención Integral para las Mujeres (UNAIM) de la Fiscalía Regional “C” con sede en Celaya.

“Las conductas abusivas no se limitaron a actos aislados, sino que fueron recurrentes en los últimos 2 años, que incluyeron contacto físico y una serie de circunstancias que agravaron la pena”, agregó.

Alejandro “N” violó a una de las niñas en reiteradas ocasiones desde 2017, y en consecuencia resultó embarazada. En octubre de 2018 obligó a la menor a tomar medicamento en pastillas, con lo que provocó que expulsara el producto de la gestación, describió la fiscalía.

En el juicio el Ministerio Público especializado en juicio oral presentó las pruebas científicas que demuestran la participación del imputado en “los aberrantes actos sexuales” a los que sometió a sus víctimas, por lo que el juez dictó la sentencia, que además contempla el pago de una multa y la reparación del daño.

Con las pruebas científicas recabadas por el equipo multidisciplinario de la Agencia de Investigación Criminal se pudo acreditar la comisión de los delitos.