60 por ciento se ha incrementado la afluencia a consultorios privados. ESPECIAL
Se debe ante la saturación de sus clínicas y el temor a contagiarse, pues normalmente los pacientes acuden a las hospitales donde son derechohabientes para atenderse en situaciones

Como consecuencia de la saturación de clínicas y hospitales del sector salud por pacientes de COVID-19, consultorios privados se han visto “abarrotados” de pacientes que acuden a que se les practiquen procedimientos como suturas por heridas profundas o vendaje de esguinces.

Este tipo de atenciones se ha incrementado hasta en un 60 por ciento.

Médicos generales al frente de consultorios privados y farmacias similares, consideran que dicho aumento en los procedimientos de curación o atención en fracturas, así como heridas más graves, se debe ante la saturación de sus clínicas y el temor a contagiarse, pues normalmente los pacientes acuden a las hospitales donde son derechohabientes para atenderse en situaciones así.

“Los mismos pacientes te dicen que no quieren pararse en los hospitales, aunque tengan Seguro, porque les da miedo contagiarse, por eso mejor acuden aquí, ya ni siquiera corren a la Cruz Roja, pero no siempre se tienen los instrumentos, material o el consultorio está adecuado para algún procedimiento así”, comentó Joaquín Berlanga, médico general de un consultorio de farmacia

Los mismos pacientes te dicen que no quieren pararse en los hospitales, aunque tengan Seguro, porque les da miedo contagiarse”.
Joaquín Berlanga, médico.

En un recorrido por algunos consultorios de la zona centro, se constató que solo 2 de los lugares visitados ofrecía el servicio de sutura o enyesado con un costo adicional al de la consulta, entre 80 y hasta 400 pesos.

Ambos médicos encargados consideraron que esta situación se replica en más consultorios de la misma cadena en la ciudad, donde los propietarios han considerado sumar insumos y equipo ante la demanda.

Por su parte, médicos de otros consultorios privados señalaron que si se ofrece un servicio más completo de curación, los consultorios e instrumentos médicos deben permanecer esterilizados, lo cual pone en duda que todos cuenten con lo necesario para sanitizarlos.

“No siempre se tienen los instrumentos, un médico hace lo que el paciente requiera pero luego podrían ponerse en más riesgo si aceptan hacer algún procedimiento para el que no se tienen las condiciones”, expresó César Núñez, médico general de una clínica particular.

Exhortó a la población, primero a evitar accidentes de casa o exponerse a peligros para evitar visitar un médico, pero de ser necesario, buscar que éste ofrezca un servicio completo de calidad.

AUMENTAN TRASLADOS DE LA CRUZ ROJA

A pesar de que los traslados de pacientes COVID-19 a los hospitales de la zona conurbada de Saltillo, Arteaga y Ramos Arizpe genera un gasto extraordinario a la Cruz Roja, la delegación de Saltillo ha realizado cerca de 400 traslados durante la pandemia.

El director de la Cruz Roja, Fernando Canepa, detalló que en un inicio enfrentaron algunas dificultades por la saturación de los hospitales de pacientes COVID-19, una de ellas el tener que adquirir equipo para adecuar las ambulancias y equipo de protección para los paramédicos.