El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a lanzar comentarios ofensivos hacia los inmigrantes mexicanos. Durante un mitin en Pensilvania, el mandatario estadounidense sostuvo que las declaraciones que dijo en 2015 sobre que los mexicanos “traen drogas, crimen y son violadores” se quedaron cortas en relación con la verdad

Donald Trump arremetió de nueva cuenta en contra de los mexicanos y aseguró que lo que dijo sobre ellos "es poco" en comparación con la realidad, esto, durante un evento con simpatizantes en Pensilvania llamándolos violadores, mientras en México José Antonio Meade desayunaban en casa de Andreés Manuel López Obrador.

Preguntó al auditorio si recordaban lo que dijo sobre los mexicanos. “Dije unas palabras, ni siquiera las mencionaré esta noche porque hay muchos jóvenes aquí, pero mencioné las palabras y todos pensaron que era maravilloso”.

 

 

Y fue más allá “¿adivinen qué?, lo que dije es apenas es poco en comparación con lo que resulta ser la verdad".

Rechazó las políticas de inmigración de Estados Unidos y pidió restricciones más estrictas en la frontera con nuestro país. De acuerdo con Trump, el sistema de lotería de visas de su país, a la que busca poner fin, permitía la entrada de “asesinos” en el país.