Foto: Twitter
Entre las víctimas se encuentra un bebé de 4 meses de edad

Una persecución a balazos entre militares contra hombres armados terminó en tragedia al impactarse una camioneta de la Sedena contra una taquería; en el lugar murieron cuatro personas, entre ellas un recién nacido, y otras tres resultaron heridas.

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, delegación Reynosa, confirmó que la situación de riesgo inició pasadas las 19:00 horas del miércoles, en la colonia Los Fresnos, donde militares detectaron a hombres armados, y al intentar detenerlos se inició una persecución a balazos por distintos sectores.

Informó que la persecución más intensa se registró después de las 22:00 horas en el bulevar Hidalgo, desde la colonia Valle Alto hasta la Vista Hermosa, donde entró una camioneta GM Sierra color blanco, y atrás de ellos el vehículo blindado de la Sedena, que en la calle Cinco se impactó contra un vehículo Chevy, y después contra la taquería El Tope, ubicada en las calles Cinco y Seis.

En la taquería estaba una familia, dueña del negocio, y dos trabajadores; todos fueron embestidos por el vehículo militar, quedando bajo las llantas dos mujeres y un bebé de 4 meses de nacido. El saldo final fue de 4 muertos y tres heridos.

Las víctimas fueron identificadas como Idalia, de 40 años de edad; su hija Yesenia, de 19 años; la menor Rose, de 4 meses; y el taquero René, de 26 años.

Mientras que los heridos fueron identificados como Ángel, de 3 años; Isidro, de 16 años; así como otro trabajador que aún no ha sido identificado.

La familia vivía en la calle Diez, de la misma colonia Vista Hermosa.
Adelante del negocio quedó la camioneta que tripulaban los hombres armados, que lograron evadir la 
acción de la justicia.

Otros enfrentamientos fueron reportados en la colonia San Valentín, Bugambilias, Esfuerzo Nacional, Granjas, Puerta Sur, Jarachinas, Los Muros, La Cima, Hacienda Las Fuentes y en Caracoles.

De estos últimos enfrentamientos de militares contra delincuentes no se tiene un reporte oficial de bajas, heridos, detenidos o sobre decomiso de armas.

Apoyan a familiares de víctimas

El Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCT) y el gobierno del estado lamentaron el fallecimiento de cuatro personas tras una persecución registrada en Reynosa e informaron que a través del Instituto de Atención a Víctimas del Delito, están apoyando en todo momento a los familiares de los afectados con asesoría jurídica, gastos hospitalarios, funerarios y lo que se requiera.

El Grupo informó que ya fueron identificadas las cuatro personas que murieron tras los sucesos de ayer miércoles por la noche e indicó que otras cuatro personas resultaron lesionadas.

En relación a los hechos, la dependencia estableció que un convoy de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) circulaba por el Bulevar Hidalgo y a la altura de un restaurante, los elementos escucharon detonaciones de armas de fuego, por lo que retornaron rumbo a la carretera a Monterrey, donde se encontraron con cinco camionetas tripuladas por civiles armados.

Los delincuentes comenzaron a disparar contra los militares, específicamente desde una camioneta Chevrolet Suburban color café.

Detalló que en la Avenida Vista Hermosa, entre las calles Sexta y Séptima, sorpresivamente sujetos armados a bordo de una camioneta Chevrolet Silverado color blanco salieron al paso del convoy militar y empezaron a disparar contra soldados que se desplazaban en el vehículo.

El vehículo militar recibió una ráfaga directa de los agresores sobre el parabrisas, provocando la pérdida de visibilidad del conductor, el cual fue impactado inmediatamente por la camioneta Silverado, lo que propició que perdiera el control y se proyectara contra dos vehículos y una taquería, manifestó.

Según el comunicado oficial, “las acciones realizadas por los agresores en contra del personal militar provocó este lamentable accidente que trajo como consecuencia la pérdida de vida de cuatro personas ajenas a los hechos y lesiones a otras cuatro, así como a personal militar”.

Las víctimas fueron identificadas como Rosa Madabi, de cuatro meses de edad; su madre Jessica Dayana Nieto Hernández, de 20 años y su abuela Idalia Hernández Pérez, de 40 años, y René Castro Zurita Morales, de 26 años.

La dependencia agregó que los tripulantes de la camioneta Chevrolet Silverado aprovecharon la confusión para huir.

Del vehículo se recuperaron ocho armas largas, cargadores, cartuchos útiles y otros objetos puestos a disposición del Ministerio Público Federal.