Foto: Especial
El Presidente expresó su confianza en las fuerzas armadas porque "han actuado con responsabilidad y no se han mezclado, inmiscuido en negocios que se hacen a la sombra el poder"

Ciudad de México. Luego de que las fuerzas armadas refrendaron su lealtad al jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador los convocó, en su carácter de comandante supremo "a que todos juntos logremos resolver el problema de la inseguridad y de la violencia" y acotó que la Guardia Nacional no tiene ningún tinte autoritario.

En el Campo Marte, donde se realizó la salutación de 56 generales y almirantes del Ejército y la Marina, el Presidente expresó su confianza en las fuerzas armadas porque "han actuado con responsabilidad y no se han mezclado, inmiscuido en negocios que se hacen a la sombra el poder".

Además, dijo, los generales y almirantes no forman parte de la oligarquía como suele pasar en otros países.

Habrá, dijo, quienes tengan un departamento, dos casas o dos automóviles, "pero no hay oficiales millonarios, mucho menos multimlllonarios y otro rasgo distintivo, importante del ejército, de las fuerzas aéreas, es que se trata de un ejército nacionalista".

Después de recibir los honores a su investidura, resaltó que el Ejército Mexicano "nunca ha estado subordinado a una hegemonía o a un gobierno extranjero. Este es un ejército patriota".

Resaltó que deben disiparse las dudas respecto del objeto que tiene integrar una Guardia Nacional con militares, marinos y policías militares.

Expuso que su decisión "no tiene que ver con medidas autoritarias, represivas; el Ejército es una gran institución y tiene escuelas para formar a sus integrantes de acuerdo a las nuevas circunstancias y tiempos. Estoy seguro que se va a reforzar la formación en respeto a los derechos y para cumplir con los protocolos en el uso de la fuerza".

Foto: Especial

Refirió que si se suman los elementos de la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal se contaría ya con casi 60 mil integrantes de la Guardia Nacional en el corto plazo.

Informó que en una segunda etapa se convocaría a que miembros del Ejército y la Marina se adhieran a la Guardia Nacional, "en las mismas condiciones laborales, respetando grados, disciplina, ascensos, antigüedad, ingresos, como otras fuerzas de la defensa".

Confirmó que en una tercera etapa se ampliará la convocatoria a jóvenes para integrarse a ese cuerpo de seguridad pública.

López Obrador definió que las modificaciones propuestas a la Constitución para que militares y marinos se integren a la Guardia Nacional constituye "una reforma para el Estado, las instituciones y las fuerzas armadas porque tenemos siempre que ajustarnos a los nuevos tiempos".

Sostuvo que la renovación es importante, indispensable, hay cambios y se debe actuar en consecuencia.

Foto: Especial

"Vamos a seguir manteniendo, desde luego, la labor de defensa de nuestro territorio, pero ahora el pueblo de México necesita de sus fuerzas armadas para atender este problema grave de inseguridad y violencia y hemos optado por este plan porque les tenemos confianza", dijo.

Además de la salutación de los altos mandos militares, a López Obrador se le rindieron honores plenos en su calidad de comandante supremo, con 21 salvas de artillería realizadas por la batería Felipe Ángeles del Heroico Colegio Militar.

Enseguida, López Obrador pasó revista a las tropas de honor, en un Humvee descubierto y posteriormente cadetes de los planteles militares,soldados, marinos y fueras especiales realizaron un desfile de honor.

Durante toda la ceremonia hubo cinco cadetes desmayados.