Foto: Especial
Serena, de 17 años, se encontraba trabajando detrás del mostrador. Una cliente que aguardaba por un pedido comenzó a perder la paciencia. “Ella estaba frustrada porque estaba esperando demasiado”, relató

Estados Unidos. Una empleada con epilepsia de un McDonald’s de Wisconsin fue atacada por una de los clientes del establecimiento. Un video difundido en medios locales muestra el instante de la agresión.

El 27 de diciembre pasado, Serena, de 17 años, se encontraba trabajando detrás del mostrador del local de McDonald’s en Greenfield, Wisconsin. Una cliente que aguardaba por un pedido comenzó a perder la paciencia. “Ella estaba frustrada porque estaba esperando demasiado”, relató la joven.

Luego de aproximadamente unos ocho minutos, de acuerdo con Serena, la compradora se acercó a ella e inició un intercambio de palabras de grueso calibre. La adolescente asegura no haber esperado que, luego de esto, la mujer pasara hacia detrás del mostrador y comenzara a agredirla físicamente. “Estuve asustada porque pasó muy rápido”, señaló.

Rachel Howell, madre de la agraviada, describe el incidente. “Ella agarró a mi hija y le lanzó puñetazos en la cara y en la nuca, y luego la tiró al suelo”. En el video, obtenido por la policía local, se observa a la joven cubriendo su rostro con sus manos mientras recibe los golpes.

Howell indicó que su hija tiene epilepsia. “Fácilmente pudo habérsele provocado una convulsión”, manifestó.

Según el informe policial, la clienta se había enojado porque “se demoraban demasiado en preparar el tocino”.

La cadena de restaurantes se expresó en un comunicado. “La seguridad y protección de mis empleados es una máxima prioridad. Trabajamos con las fuerzas del orden en este asunto”, aseguraron. Sin embargo, la madre piensa que ellos debieron hacer más para proteger a su hija.

Foto: Especial

Serena renunció a su trabajo y la agresora aún no ha sido detenida.