De leyenda. El español consiguió, con su sello, una remontada épica en su partido mil. / Foto: AP
El español, en su partido número mil en el circuito, tuvo que venir de atrás para derrotar al alemán y avanzar

MIAMI.- El español Rafael Nadal, que disputó su partido mil desde que inició su carrera en el circuito ATP, derrotó al alemán Philipp Kohlschreiber por 0-6, 6-2 y 6-3 y se clasificó para la cuarta ronda del Masters de Miami, donde jugará con el francés Nicolas Mahut.

El manacorí ganó así su décimo cuarto partido ante la segunda raqueta de Alemania, pero lo hizo dando un susto a la afición que llenaba la pista central, que no daba crédito a lo que pasó en el primer set.

El alemán salió a por todas, dando a la pelota con todo el alma y Nadal se vio incapaz de responder a esto, ni al resto ni al servicio, y se vio en 25 minutos con un rotundo 6-0 en contra.

En este primer set, Nadal apenas se anotó 13 puntos y ganó el 33 % de sus primeros servicios, por el 90 % del germano.

Solo 10 jugadores han sido capaces de hacer un 6-0 a Nadal a lo largo de toda su carrera, y el último fue el checo Tomas Berdych en el Abierto de Australia de 2015, cuando le ganó por 6-2, 6-0 y 7-6(5).

En la lista hay otros dos jugadores en activo, el suizo Roger Federer y David Ferrer.

Tras el correctivo del primer set, Nadal abandonó la pista y a su regreso algo había cambiado. Se hizo con su primer juego, pero, sobre todo, regresó su habitual garra, sus gestos de furia al ganar los puntos importantes.

Kohlschreiber, que intentaba romper una racha de 26 derrotas consecutivas contra jugadores del Top 10, ganó sus dos primeros juegos, pero la cosa ya no pintaba tan bien.

Y así fue como en el quinto juego Nadal logró el ansiado quiebre que le ponía 4-2 y le daba la ventaja para empatar el partido e ir por el pase a cuarta ronda en el set de desempate.

El parcial definitivo certificó que lo del primer set fue un espejismo. Nadal quebró el saque del germano a la primeras de cambio y se puso 2-0 para desesperación del cariacontecido Kohlschreiber.