Foto: Internet
El ex presidente de México se opone rotundamente al romance de su hija con el sobrino de la actriz, ya que para él es un oportunista sin futuro

Todo indica que Enrique Peña Nieto no se librará de Angélica Rivera tan fácilmente después de su divorcio, y es que si todo sigue como hasta ahora, el ex presidente de México podría quedar unido a su ex esposa por un poderoso motivo.

Resulta que en la boda de la hija de Juan Collado no sólo se hizo oficial el noviazgo entre Tania Ruiz y Enrique Peña Nieto, sino también se hizo pública la relación de Nicole Peña Petrelini, hija de Peña Nieto, con nadie más y nada menos que el sobrino de Angélica Rivera.

Su nombre es Alejandro Espinosa Rivera y es hijo de Maritza, hermana de la actriz, hecho que al político no tienen nada contento, por lo que según fuentes allegadas, ha tratado de separarlos a como dé lugar.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

Aunque la relación no era un secreto en el círculo social donde se desenvuelven, al parecer el ex mandatario no estaba enterado.

Así inició la historia de amor

Según fuentes cercanas, durante el tiempo que Rivera y Peña Nieto estuvieron casados, los cinco hermanos de la famosa estuvieron presentes en todos los eventos y viajes de la presidencia, cosa que al entonces presidente, no lo tenía del todo contento puesto que sus amigos políticos y empresarios criticaban a Angélica y su familia catalogándola como “nacos sin gusto”.

La más cercana fue Maritza, la hermana favorita de Angélica; ella fue la más encajosa y la que peor le caía a Enrique. Maritza hizo varios viajes junto con la comitiva presidencial. Entre tanta fiesta, los hijos de Peña no sólo se relacionaron con sus tres hijas, también con los primos de ellas, incluido Alex, que enamoró a Nicole”, relataron a la revista TVNotas.

 

Era así como EPN toleraba a las hijas de su entonces esposa, pero no a su familia política, puesto que los veía como unos oportunistas, ya que en los eventos a los que asistían pedían trato de reyes y tenían una pésima actitud que ni sus propios hijos manifestaban.

Fue con la convivencia como el sobrino de Angélica Rivera conquistó  Nicole Peña, hecho que tiene a Enrique Peña Nieto infartado.

“Enrique ahorita está infartado, que se lo lleva la chi%&$&© con la relación, porque creía que por fin había dejado atrás a la bola de zánganos de los Rivera. Él ya no quiere tener más tratos ni con Angélica ni con su familia”.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

De acuerdo con la fuentes, Enrique no quiere que Alex le lleve y traiga información a Angélica, quien lo amenazó con publicar información que no le convenía en un libro. Además busca que sus hijas se casen con algún hijo de político con buena posición.

Hasta ahora se sabe que Peña Nieto le restringirá las tarjetas de crédito a su hija, para que se de cuenta de que Alejandro no tiene futuro ni posibilidad de pagarle la vida que ella esta acostumbrada.“Nicole es muy tierna e ingenua, y Enrique teme que pueda embarazarse, porque cree que Alex está con ella para sacarle provecho”, finalizó.