Foto: Especial
El 17 de noviembre, las empresas se ampararon contra las disposiciones anunciadas por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, una semana antes

Un juez federal negó este jueves una suspensión provisional a las tiendas Elektra y Banco Azteca de Grupo Salinas, con la que pretendían evadir la aplicación de medidas contra el coronavirus en sus sucursales, como les ordenó el gobierno de la Ciudad de México. 

El 17 de noviembre, las empresas se ampararon contra las disposiciones anunciadas por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, una semana antes. Aunque el juez admitió a trámite sus quejas, no les concedió la suspensión. 

“De conceder la suspensión para los efectos que la promovente solicita, se le eximiría de cumplir con las disposiciones vigentes en la CDMX en materia de salubridad, puesto que ello implicaría el incumplimiento del aviso reclamado, cuyo objeto es regular las actividades de vigilancia epidemiológica”, expone la negativa. 

En las medidas anunciadas el 13 de noviembre, autoridades capitalinas ordenaron que en tiendas y espacios cerrados como bancos, tiendas, supermercados, gimnasios, entre otros, se estableciera un sistema para identificar posibles contagios de la Covid-19 por medio del escaneo de un código QR.

“Los establecimientos deberán tener el código QR a la entrada y con esta medida se notificará a las personas vía SMS que estuvieron en el mismo lugar y a la misma hora con un caso positivo de la enfermedad; se les orientará para que se realicen una prueba, permanezcan en aislamiento y reciban seguimiento médico”, explicaron en conferencia. 

Al respecto, Elektra y Banco Azteca de Grupo Salinas acusaron en su demanda de amparo que las medidas son violatorias de derechos humanos y de diversos artículos de la Constitución. 

El juez Gabriel Regis López afirmó que permitir a la parte quejosa incumplir con el aviso de medidas ante la Covid-19, implicaría no acatar la Ley General de Salud

“Están obligados a colaborar con las autoridades sanitarias en la lucha contra cualquier enfermedad transmisible, aspecto que en este caso se sobrepone a los intereses de los particulares”, concluyó.