La niña se había atragantado con uno de los pedazos de cubrebocas que estaba en su comida. Foto: Especial
La mujer encontró que otras piezas de comida también estaban 'rellenas' con pedazos de cubrebocas

REINO UNIDO. Una niña de seis años de edad casi muere asfixiada luego de comer nuggets de pollo que sus padres habían comprado en un local de McDonald’s en Reino Unido.

Medios locales informaron que fue la madre de la niña quien se percató que estaba teniendo problemas con la comida y no podía respirar, de inmediato intervino e intentó sacarle lo que tenía atorado en la garganta, segundos después se percató que era un pedazo de cubrebocas que estaba dentro de la comida.

De inmediato comenzó a revisar las otras piezas de nuggets y se percató que al menos dos más tenían trozos de cubrebocas en su interior.

'El cubrebocas estaba completamente cocido, parecía un chicle’, comentó la mujer.

Según cuenta Daily Mail, la mujer regresó al restaurante para reclamarles a los empleados por la comida, sin embargo, ellos solo se limitaron a decir que la comida no había sido preparada en ese lugar.

El Guardián

El Guardián es un diario de Saltillo, Coahuila dedicado a informar sobre los acontecimientos policíacos de la ciudad y el mundo.