Archivo
Toda la semana pasada se reunieron los ejidatarios, acompañados por patrullas de la Policía para hacer rondines de vigilancia y búsqueda
Pese a que la versión de la Secretaría del Medio Ambiente indica que fue una jauría de perros la que atacó y mató a animales del ejido Guadalupe Victoria, pobladores insisten en que el ataque lo ejecutó otro ser. Después de una semana de hacer rondines de vigilancia, los ejidatarios decidieron atrincherarse en sus casas ante el peligro de un nuevo incidente.
 
Indalecio, habitante del ejido Victoria, dio a conocer que toda la semana pasada se reunieron los ejidatarios, acompañados por patrullas de la Policía para hacer rondines de vigilancia y búsqueda, sin embargo, no se detectó ninguna anomalía, por lo que decidieron suspender las labores.
“El sábado en la noche fue el último rondín que hicimos, duramos como hasta las cinco de la mañana y éramos como 40 ó 50 personas, pero ya lo dejamos por la paz y suspendimos la vigilancia, también porque tenemos miedo de que vuelva a pasar algo extraño. Todavía ayer (lunes) la policía hizo un recorrido, pero ya sin la gente de aquí”, comentó.
 
Agregó que “si de algo estoy seguro es que no fueron perros. A mí no me ha tocado ver nada, pero en los rondines que hicimos, otros compañeros sí dicen haber visto de lejos a una especie de ser humano que se desplaza muy rápido”.
 
Los pobladores dijeron que en los últimos días no se ha vuelto a presentar otro ataque a su ganado.
 
DATO
La semana pasada, ejidatarios denunciaron que una bestia mató y dejó sin sangre a 30 animales de su ganado.