Uno de los problemas a los que se ha enfrentado con mayor recurrencia la Narro, es a la falta de conectividad que enfrentan los alumnos que vienen en comunidades rurales apartadas. ARCHIVO
Al contar con un internado que albergaba a poco más de 900 estudiantes provenientes del interior del país, la Narro no regresará a clases presenciales

Al igual que otras universidades de la entidad, la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, no regresará a clases presenciales en tanto no exista una vacuna efectiva contra el COVID-19, así lo dio a conocer la entrevista para Vanguardia el rector de la institución, Mario Vázquez Badillo.

El rector, señaló que al ser esta una universidad con características distintas, los alumnos no regresarán a las aulas, comedor y al internado de la Narro, en tanto no exista una vacuna que permitan garantizar la salud de los universos, la planta docente, personal administrativo y de apoyo.

Y aun cuando la vacuna éxito, indicó que la universidad será socialmente responsable en el manejo del regreso pues además su comunidad universitaria conforma un internado y un comedor colectivo para los alumnos que en temporada decembrina significaría un riesgo de contagios.

“Coincidimos con el resto de las universidades del país, que mientras no tengamos una vacuna es muy difícil que tengamos clases de manera presencial, pues lo cierto es que únicamente dos estados de la República en este momento cuentan con la aprobación del semáforo epidémico. Mientras no tengamos una vacuna será muy difícil tener la presencia de alumnos de forma masiva y más que nada por el internado y el comedor, por eso debemos ser más responsables”, subrayó.

Coincidimos con el resto de las universidades del país, que mientras no tengamos una vacuna es muy difícil que tengamos clases de manera presencial."
Mario Vázquez Badillo, rector de la UAAAN

Sostuvo que, para los alumnos de posgrado que tiene la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, se habilitó el esquema de educación híbrida que contempla clases en línea, pero prácticas e investigación de campo de manera escalonada.

“Por el momento lo que nosotros estamos haciendo en el caso de los posgrados es que trabajamos con una cantidad mínima de estudiantes de manera híbrida, ya sea de manera virtual y presencial que inclusive se permite el acceso para los trabajos de investigación de manera escalonada en los talleres y laboratorios”, dijo.

Asimismo, expuso que uno de los problemas a los que se ha enfrentado con mayor recurrencia la Narro, es a la falta de conectividad que enfrentan los alumnos que vienen en comunidades rurales apartadas al sur del país.

Deficiencias que, a decir del directivo, han sorteado gracias a la disposición de los docentes que optaron no solo por plataformas como Zoom, Meet, Teams y Classroom, sino, también por redes sociales para mantener contacto con los alumnos y dar trámite a las actividades académicas de la institución.

Tenemos alumnos en áreas que están marginadas de la comunicación, y tienen que sortearlo los compañeros para tratar de sacar adelante el semestre. Aparte de ello no es los alumnos de nuestra universidad son de escasos recursos y eso también hace más difícil el acceso a la conectividad”, expuso.

En ese sentido, agregó que la comunidad estudiantil de la Narro fue agraciada con más de 2 mil 600 becas del programa, “Jóvenes Construyendo el Futuro”, lo que les permite tener acceso a las herramientas suficientes para no abandonar sus estudios universitarios.