Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud. Foto: AP
Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el número de personas muertos por COVID-19 en el mundo aumentó por segunda semana consecutiva, teniendo un incremento del 5 % con respecto a la semana anterior y más de 65,000 decesos registrados.

El número de muertos por COVID-19 en el mundo aumentó por segunda semana consecutiva con un incremento del 5 % con respecto a la semana anterior y más de 65,000 decesos registrados, según el informe epidemiológico divulgado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de contagios aumentó un 14 %, con más de 3.8 millones de casos registrados en la quinta semana consecutiva de incrementos.

Se registraron aumentos en la cantidad de contagios en todo el mundo, y los mayores porcentajes de incremento se produjeron en el sur y este de Asia.

El continente africano fue la única zona en la que no se reportó un aumento en el número de muertes semanales, sino un descenso del 6 %.

El mayor aumento en muertes en la última semana se registró en la región del sur de Asia: un 21 % en comparación con la anterior.

Por países, las cifras más altas de nuevos contagios se registraron en Brasil (533,024, un aumento del 5 %), Estados Unidos (421,936 nuevos casos; un 13 % de incremento), e India (372,494, un aumento del 55 %).

A estos les siguen países europeos como Francia, con 254,228 nuevos contagios registrados esta semana, un 24 % de aumento con respecto a la anterior, y Polonia, con 192,441, un incremento del 27 %.

Con respecto a las nuevas variantes, la brasileña se detectó en cuatro países nuevos la semana pasada, por lo que son ya 45 las naciones donde se han confirmado casos.

Las variantes sudafricana y la de Reino Unido se registraron esta semana en cinco países nuevos, por lo que están presentes en 80 y 130 territorios nacionales, respectivamente.